Compartir

¿Qué no hará Morena en elecciones del 2021?

Rendir protesta en medio de una muy accidentada y violenta sesión en el Senado de la República después de horas y horas de una muy tensa espera en la que por momentos, la crisis amenazó con reventar todo para, en posterior entrevista decir que todo estuvo muy tranquilo y bien representa todo un desatino, por decir lo menos. Y eso le pasó ni más ni menos que a Rosario Piedra Ibarra, que espera estar en las oficinas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos como su nueva titular, el día de mañana.

Decir, como lo aseguró doña Rosario Piedra, que ella sí será un contrapeso al frente de la CNDH y que ayudará a quien se acerque a esa instancia para inmediatamente contestar que los abiertos ataques que ha hecho el presidente Andrés Manuel López Obrador, en contra de la prensa no lo son, sino que se trata más bien de que el Ejecutivo se limita a “emitir su opinión” pero que nunca ha sido agresivo con los reporteros, o es falta de memoria de la futura funcionaria o se le olvida lo que le conviene, como cuando negó que en la llamada cuarta transformación se han registrado, desafortunadamente, asesinatos de periodistas, alrededor de veinte, para refrescarle la memoria a la futura “ombudspersons”, que por cierto, dice que desde ya, ha atendido a organizaciones que defienden los Derechos Humanos.

Que no se le olvide además que ella misma, por sus “benditas redes”, el año pasado, se refirió a los reporteros y representantes de los medios como “prensa chayotera” que debería de dejar de molestar al presidente. Claro, ahora, Piedra Ibarra dice que ya no se acuerda; que lo que sucedió es que le “hackearon” sus redes.

La propia realidad ha empezado a contradecir a la señora Piedra ya que diversas organizaciones de ese tipo como:   Itzel Checa, del colectivo #CNDHautónoma;  Juan Martín Pérez García, director de la Red Por los Derechos de la Infancia en México; José Antonio Guevara, director de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derecho Humanos, cuestionaron duramente el que Piedra Ibarra hubiera rendido protesta a su nueva encomienda, en medio de ánimos sumamente radicalizados y con un proceso legislativo bastante cuestionable, por lo que señalaron que la CNDH, resultó seriamente dañada.

Por otra parte, en el Senado de la República, la oposición, encabezada por el PAN, se encuentra ya analizando las posibilidades de echar mano de recursos jurídicos tanto nacionales como internacionales.

Y para evitar las especulaciones que se desataron el día de la accidentada sesión, la bancada del PRI en el Senado, que coordina Miguel Angel Osorio Chong, en el sentido de que el tricolor había sido una especie de “fiel de la balanza” a favor de Piedra Ibarra, al votar en contra de que se repitiera la tercera votación, anunciaron que se sumarán a la oposición para impugnar el nombramiento de la nueva “omudspersons”, al tiempo que avalaron que Rosario Piedra llegó de manera a todas luces ilegal a esta nueva e importante responsabilidad.

Finalmente, uno de los principales problemas aquí, es que lo que se pudo ver hace dos días en la Cámara Alta fue un fraude ya que hubo manipulación de votos y si la “aplanadora” de Morena es capaz de ocultar votos, la pregunta obligada es: ¿qué no hará el partido en el poder para las elecciones decisivas del 2021? Muy probablemente, los morenistas recurrirán a las más añejas prácticas de los tiempos del priísmo, haciendo suertes de la “operación carrusel”, “el ratón loco”, la “operación tamal”; “la casilla zapato” y en fin, toda una serie de prácticas para atraerse el voto a su favor, porque, empezando por el presidente, los morenistas han podido corroborar que su popularidad va a la baja y eso les puede producir importantes pérdidas para la jornada electoral del 2021.

Mientras López Obrador, evasivo como suele ser, se dijo “muy contento porque se está haciendo justicia aunque no les guste a los del PAN”.

Por lo pronto, la imposición de Rosario Piedera al frente de dicha Comisión, empezó a producir consecuencias como que Alberto Athié, del Consejo Consultivo de la CNDH, presentó su renuncia porque es obvio que la llamada cuarta transformación ha manipulado para sus muy personales fines a dicha Comisión.

MUNICIONES

*** El presidente López Obrador y el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, cumplieron años el mismo día, ayer, con un diferencia de diez años,

*** Integrantes de la Sociedad Mexicana de Urología, encabezados por el doctor Luis Reyes, eligieron LXX Congreso Nacional de la especialidad para realizar un foro que fomente la participación de las mujeres en dicha rama de la medicina. Desde Mérida, Yucatán, la SMU revelará las estadísticas del sector en las que, adelantan, se dará cuenta de que cada vez más pacientes mexicanos eligen tratar sus padecimientos con figuras femeninas; esto, por considerarlas más comprensivas y delicadas.

*** El expresidente de Bolivia, Evo Morales, ya se siente “como pez en el agua” en México. Ayer, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, se reunió con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum en un evento en el que se le reconoció como huésped distinguido. Antes, Evo estuvo en el Museo de la Ciudad de México, a donde llegó en medio de una caravana de cuatro camionetas muy probablemente blindadas, custodiadas por agentes de seguridad, que revivieron de alguna manera al Estado Mayor Presidencial, ¿no que el presidente dice que ya no hay eso, que esas prácticas son de los conservadores y neoliberales?, dándole un tratamiento de Jefe de Estado cuando, ojo, Morales Ayma ya no lo es. Bueno y la sorpresa del día es que diputados morenistas encabezados por Mario Martín Delgado y “la tía favorita”, María de los Dolores Padierna legisladora que se siente sumamente empoderada con ese sobrino que se carga, se comprometieron a “hacer una ronchita”, o “pasar la charola”, para contribuir con los gastos del exmandatario boliviano.

*** Desde La Paz, Bolivia, la nueva presidenta, Janine Añez, envió un mensaje con especial dedicatoria al señalar: “ojalá los mexicanos no pase por todo lo que hemos vivido nosotros durante este tiempo, porque así son los socialistas, utilizan mecanismos democráticos y luego se aferran al poder y ojalá los mexicanos no tengan que lamentarlo como lo estamos lamentando nosotros”. Eso sí, Evo Morales llegó a México en calidad de víctima y eso no se puede negar ya que en los días que lleva en nuestro país, ha denunciado quién sabe cuántas veces que militares bolivianos habrían recibido dinero del gobierno de Estados Unidos para matarlo y que López Obrador le salvó la vida. ¿Será?morcora@gmail.com

Redimensionar imagen