Compartir

Xavier Nava asusta con “el petate del muerto”

¿Qué ganará el alcalde de San Luis Potosí, Xavier Nava Palacios asustando con el “petate del muerto”? La pregunta viene a cuento porque este funcionario ha venido utilizando el nombre, ni más ni menos que del Fiscal General de Justicia, Alejandro Gertz Manero y lo hace con fines políticos debido al tema de una obra vial en la avenida Fray Diego de la Magdalena, de la capital potosina.

La actitud del gobierno municipal es muy cuestionable, ya que en lugar de apegarse a la ley respecto a la suspensión y recuperación de recursos de dicho proyecto, se ha dedicado a filtrar tanto el nombre del fiscal, como una reunión que supuestamente Nava Palacios tuvo con él para tratar de mal informar a los potosinos.

De esta situación ha puesto al corriente la senadora del PVEM, Leonor Noyola Cervantes, quien abiertamente dijo que nadie está en contra de que se investigue y resuelva el caso, pues los recursos que se asignaron a la empresa constructora para el paso a desnivel ni se desviaron ni se perdieron y no se realizó porque se interpusieron amparos y se tuvieron que acatar por el anterior gobierno municipal.

Es evidente entonces que el alcalde Nava, lo que pretende es desinformar ante hechos no demostrados y de pasada, obstaculiza la labor de la FGR con la intención de acomodar las circunstancias en su beneficio, sin importarle en modo alguno atribuirle al fiscal Gertz Manero supuestas intenciones.

Por lo anterior, la senadora Noyola Cervantes señaló: “El señor Alejandro Gertz es una persona respetable, un funcionario público con una trayectoria intachable, al que Nava está usando de manera lamentable faltando a la verdad y afectando la imagen del fiscal”. 

Mientras tanto, San Luis Potosí, capital sigue padeciendo el aumento de la inseguridad, como en la Ciudad de México, pero además, en la capital potosina hay una muy obvia falta de obra pública, así como el deterioro del abandonado Centro Histórico y ante eso, poco o nada hace Nava Palacios.

Y hablando de presiones, por otro lado, sin duda y como lo señala La Barra Mexicana del Colegio de Abogados AC, constituye más que una afrenta, un atentado en contra del Estado de Derecho, las amenazas del presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de quienes promueven amparos para evitar la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía porque carece del más mínimo estudio de planeación.

De manera textual, la Barra señaló: “consideramos inapropiado que el Ejecutivo Federal intervenga en asuntos jurisdiccionales, mediante acciones mediáticas o de otra índole». Por ello, la BMA exhortó al jefe del Ejecutivo, “para efectivamente establecer y mantener un auténtico Estado de Derecho con justicia y democracia”, lo que implicaría que el tabasqueño se abstuviera también de hacer presa de su rencor y del odio que destila, a todo el que se le pone enfrente y que no esté de acuerdo con sus ocurrencias.

Sobre esto último, hay una historia que se cuenta en Palacio Nacional, sobre todo ahora que mucho se dice que de un momento a otro, el presidente se irá a vivir allá. Se comenta que en el algún piso de la estructura, hay una oficina, muy pequeña y esa sí, muy austera, que ocupa alguien que acompañó a López Obrador durante 12, de los 18 años de campaña, sin fallar prácticamente ni un solo día, pero hizo algo que para nada le gustó al jefe del Ejecutivo porque constituyó de las primeras exhibidas de las que ha sido objeto el tabasqueño y que han puesto en evidencia su nula coherencia entre su discurso y lo que en realidad hace.

Cuando el presidente pasa por ahí, lo cual es muy esporádico, el ocupante de dicha diminuta oficina se emociona, sonríe nervioso y sale para decir a modo de saludo: “¡Jefe, jefe!”, al tiempo que agita la mano y por respuesta recibe una cara larga que no le contesta nada, y la más gélida mirada de desprecio que lo “barre” de arriba abajo. Adivina, adivinador, ¿de quién se tratará?

Finalmente, retomando la actividad de López Obrador en Chihuahua, suena aberrante que en medio de sus agresiones constantes y a todo mundo, todavía llame públicamente a la unidad; a dejar de lado pleitos y diferencias, cuando el tabasqueño es el primero en encender la mecha. Señaló que es en las  próximas elecciones cuando la confrontación se puede dar de manera pacífica. ¡¡Aaahh!!, con razón le urge tanto comprar el voto de los jóvenes. ¡Qué talI!

MUNICIONES

*** Desde Ciudad Camargo, Chihuahua, el presidente López Obrador se regodeó, en un discurso -lleno de faltas a la verdad  y poco estructurado-, de que a las personas de la tercera edad ya se les depositó el recurso. Nada más falso, si bien este grupo de personas tienen ya su tarjeta, cada vez que van a algún centro de autoservicio o a una farmacia, salen con las manos vacías porque no tienen ni un centavo depositado. Dijo que el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” iba muy bien, ¿nadie le habrá avisado al tabasqueño que ese programa ha demostrado que es un rotundo fracaso? Como se recordará, muchos jóvenes que están en dicho programa que tanto presume AMLO, han hecho diversas movilizaciones porque, para variar, en esta política de austeridad de la llamada cuarta transformación, no les llegan los recursos y ni caso les hacen. Total que el presidente estuvo en ese mitin que encabezó (porque siguió en su discurso de candidato), se la pasó repartiendo becas a diestra y siniestra, sobre todo, a los jóvenes “estudiantes” que se gastan ese recurso en cervezas y cigarros. ¡Cómo se nota que lo que quiere el presidente es comprar el voto e este sector de la población!

*** Por cierto, en Chihuahua estuvo acompañado el tabasqueño por el gobernador Javier Corral y nada más había que verle la cara al panista para corroborar que le tiene verdadera aversión al presidente que después de sus mítines de campaña el presidente montó al caballo “Sansón”, lo quiso domar y de plano, no pudo. ¡Qué alguien le avise que ya no es candidato!

*** Y mientras la Guardia Nacional patrulla, como “muro de carne y hueso” la frontera sur de nuestro país, el coordinador de la bancada del PRI en el Senado de la República, Miguel Angel Osorio Chong, se refirió a los acuerdos entre Estados Unidos y México, que tan “heroicamente” consiguió el titular de la SRE, Marcelo Ebrard. Al respecto, el hidalguense señaló: “las leyes internacionales dicen que si un ciudadano llega a un país a pedir refugio, tienen que llevar un procedimiento legal, y tienen que esperar en el país donde llegaron, y lo que están pensando es regresarlos a nuestro país a ciudadanos que no son mexicanos, y que esperen aquí mientras se da el proceso judicial en los Estados Unidos. Eso es imposible, esto no puede suceder, no vamos a poder, se dice que son hasta 50 mil”. O sea, el canciller tiene todavía chamba pendiente.

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen