Compartir

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), reveló que para finales de 2020 podrían perderse 9.2 millones de puestos de trabajo en el sector de viajes y turismo en los Estados Unidos, si se mantienen las restricciones a los viajes internacionales.

La cifra actualizada, proviene del último modelo económico de WTTC, que analiza el impacto del COVID-19 y las barreras de viaje en el sector. Según los últimos datos, 7.2 millones de puestos de trabajo en los Estados Unidos se han visto afectados. Si no se alivian de inmediato las restricciones a los viajes internacionales, se perderían hasta 9.2 millones de empleos, es decir, más de la mitad de todos los puestos de trabajo existentes en el sector en esa nación.

El WTTC ha identificado las cuatro prioridades principales que deben abordarse, incluida la adopción de un régimen de pruebas global y rentable a la salida de turistas, y la reapertura de  corredores aéreos clave, como por ejemplo el de  Nueva York  y  Londres.

El desafío de restaurar los viajes seguros en la nueva normalidad es uno de los mayores retos a los que se enfrenta ese país, con una economía seriamente afectada por la pandemia de COVID-19, misma que ha perjudicado gravemente al sector de los viajes y el turismo.

El Informe de Impacto Económico del WTTC, reveló que en 2019 la actividad de viajes y turismo contribuyó con 1.84 billones de dólares a la economía estadounidense y fue responsable de más de uno de cada 10 empleos en el país (10.7%).

Gloria Guevara Manzo, Presidenta y CEO del WTTC, dijo: “El gobierno de los Estados Unidos tiene una oportunidad real de liderar la coordinación internacional y salvar millones de puestos de trabajo en ese país y en el mundo”.

Propuso trabajar en estrecha colaboración con el gobierno de los Estados Unidos para recuperar los viajes internacionales  de manera segura, a través de cuatro puntos con las principales prioridades:

  1. La reapertura de corredores aéreos, especialmente las que cruzan el Atlántico, para restablecer viajes de negocios entre los principales centros económicos.
  2. La introducción de un régimen de pruebas en aeropuertos, con normas reconocidas a nivel mundial para evitar la exportación e importación del virus.
  3. Un compromiso para garantizar un viaje seguro y sin problemas, con mejores medidas de salud e higiene.
  4. Garantizar la coordinación internacional para adoptar normas que permitan que los viajes internacionales se reinicien y reconstruyan la confianza de los consumidores.

Por su parte, Roger Dow, Presidente y CEO de la Asociación de Viajes de los Estados Unidos, dijo: “Las cifras muestran que reiniciar los viajes globales es una necesidad absoluta desde el punto de vista económico y de empleo, y se puede hacer de forma segura adoptando la orientación y las tecnologías de salud y seguridad, que han sido ampliamente adoptadas en toda la industria de viajes”.

“Alejarse de las cuarentenas e implementar las prácticas que sabemos que funcionarán, entre ellas pruebas rápidas, fiables y eficientes, el uso universal de máscaras en público y el uso de tecnologías sin contacto, ayudará a restaurar la confianza y el crecimiento», añadió.

En 2019, el sector de viajes y turismo fue responsable de casi 17 millones de empleos, que es más de uno de cada 10 puestos de trabajo en Estados Unidos, por lo que es vital que recuperemos tantos como sea posible para impulsar la recuperación económica del país.

El WTTC ha estado a la vanguardia en la iniciativa del sector privado en los esfuerzos por restablecer los viajes internacionales y reconstruir la confianza de los consumidores globales con iniciativas importantes como el “Safe Travels Stamp”, para destinos de todo el mundo que han adoptado protocolos estandarizados globales de salud e higiene. 

Redimensionar imagen