Compartir

A nueve meses de aislamiento, los mexicanos hemos optado por comenzar a viajar siguiendo los protocolos de seguridad al pie de la letra.  El interés de viajar va más allá de la reactivación turística, muchos han decidido tomar medidas de cuidado aún más extremas para poder visitar a algún familiar en próximas fechas más allá de divertirse en playas o salir a lugares concurridos.  Según un informe de la Universidad de Harvard, el riesgo de contagiarse de COVID-19 al volar es relativamente bajo, esto debido a que, gracias a los sistemas de filtrado de aire del avión y el uso obligatorio de cubrebocas, la tasa de contagio es de 3 en 1,000. Si estás planeando un viaje pronto, tenemos para ti algunos consejos que podrán serte de utilidad:

  1. Revisa el estatus del destino a visitar. Es importante que antes de comprar un vuelo, te asegures de que el destino al que viajarás sea seguro y no esté en semáforo rojo. El Consejo Mundial de Turismo ha otorgado el reconocimiento “viaje seguro” a destinos que han adoptado protocolos sanitarios para cuidar a los visitantes y a los residentes. Este sello representa que el destino cuenta con las condiciones necesarias para su reapertura, En México hay 21 destinos nacionales que cuentan con el sello entre los que se destacan Yucatán, Baja California Sur, Veracruz, Aguascalientes, Hidalgo, Jalisco, Sonora y Quintana Roo.
  2. Elige una aerolínea que ofrezca las medidas de salubridad necesarias. Existen aerolíneas mexicanas que ofrecen el servicio de pruebas rápidas y que dejan el asiento intermedio de cada fila vacío para respetar la sana distancia. Si planeas trasladarte en avión, busca aquellas que cuenten con todo lo necesario para sentirte seguro en tu trayecto.
  3. Cubrebocas, careta y gel antibacterial. Esta indicación no nos es ajena, ya que desde marzo han sido elementales en nuestro día a día como método de prevención. Te recomendamos que al volar utilices todo el tiempo tu cubrebocas preferentemente que sean de microfibra y 4 capas como los de Cloe, los cuales incluso son de doble vista, así como una careta. Utiliza gel antibacterial en todo momento y si te sientes más cómodo, carga contigo toallitas húmedas para limpiar tu lugar antes de volar.
  4. Maletas con forro antibacterial. Al trasladarte de un lugar a otro, es importante mantener tus prendas aisladas; para ello, existen maletas que cuentan con forro antibacterial como las de Cloe, las cuales cuentan con esta propiedad gracias a un tratamiento especial de la tela, aplicando un agente antibacterial durante su fabricación. Este forro antibacterial reduce en un 99.8% la proliferación de las bacterias más comunes que producen enfermedades respiratorias, de la piel y gastrointestinales como Estafiloco auerus y klebsiella pneumoniae.
  5. Ya en tu destino. Evita permanecer por mucho tiempo en lugares cerrados y siempre utiliza cubrebocas, recuerda que debes evitar las multitudes, especialmente si no hay buena ventilación. Si estás al aire libre, respeta la sana distancia y trata de utilizar el cubrebocas lo más que puedas especialmente si estás rodeado de personas que no son cercanas a ti.

Con estos consejos estás listo para viajar. Te recomendamos seguirlos rigurosamente para cuidar tu salud y la salud de todos. Viaja responsablemente y consiéntete con accesorios en tendencia y que brinden seguridad a tus pertenencias. ¡Buen viaje!

Redimensionar imagen