Compartir

Calles y vialidades del Centro Histórico reciben mantenimiento gracias a una cuadrilla de ciudadanos que ayudan con la limpieza de espacios públicos. También contribuyen con hacer respetar las medidas sanitarias para evitar contagios de covid-19. Lo hacen, principalmente, con la aplicación de gel sanitizante.

Estos ciudadanos en realidad son infractores de la Ley de Cultura Cívica o del Reglamento de Tránsito que debieron cumplir sus sanciones con trabajo comunitario. Lo hacen ahora que la ciudad está en semáforo verde, ya que durante varios meses hubo una suspensión del servicio por el confinamiento.

Del periodo correspondiente desde el mes de abril a principios de junio, 76 personas infractoras de la Ley de Cultura Cívica tuvieron que cumplir sus sanciones por faltas como efectuar comercio informal en vía pública, volanteo, orinar en la calle o cometer vejaciones.  La sanción fue equivalente a turnos de cuatro horas.

Entre las labores que llevaron a cabo, se encuentran: limpieza de áreas verdes, pasillos, andadores y drenes, riego de jardineras, barrido de plazas, limpieza de paradas del Metrobús.

Redimensionar imagen