Compartir

Con el objetivo de dar continuidad a la detección oportuna y monitoreo de las plagas y enfermedades que afectan al cultivo de la uva en Baja California, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la Secretaría del Campo y Seguridad Alimentaria (SCSA) de la entidad destinaron recursos por más de tres millones de pesos que se ejercerán durante 2022.

Lo anterior se anunció en el marco de la inauguración del curso “El control biológico como base en el manejo integrado de plagas de la vid” que se llevó a cabo en el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California (CICESE), dirigido a técnicos y productores de vid, en el que también se presentó la estrategia operativa del plan de trabajo para el manejo del piojo harinoso de la vid en Baja California.

Durante la apertura del curso, el director general de Sanidad Vegetal del organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Ramírez y Ramírez, dijo que el primer reporte sobre la presencia del piojo harinoso de la vid en México, ocurrió en el año 2000 en Sonora, y en 2014 se detectó en Baja California.

Destacó que es importante atender esta plaga, ya que afecta la calidad de la uva en detrimento de la economía de los productores, quienes se ven imposibilitados de comercializar su fruta en mejores mercados nacionales e internacionales.

Por ello, refirió que el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, instruyó que, a través del Senasica, se destinen cerca de dos millones de pesos en el combate a la plaga, que ya están dentro del presupuesto 2022, y que se sumarán a los recursos que aporten los productores y el gobierno del estado. Esta inversión contribuirá a fortalecer el control de las plagas que afectan a la uva en la entidad, agregó.

El funcionario del Senasica anunció asimismo, que se firmará un acuerdo para sustentar diversas acciones relacionadas con el manejo integrado de plagas.

Recordó que estas medidas son resultado de la gira de trabajo que en octubre de 2021 realizó por Baja California el director en jefe del Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, en la que se acordó con productores y representantes de la SCSA, emprender medidas fitosanitarias para proteger los cultivos de la vid.

El director de Inspección, Sanidad e Inocuidad de la SCSA, Luis Roberto Ayala Martínez, enfatizó que para el gobierno estatal el tema de la fitosanidad es prioritario, por lo que en el ejercicio 2022 consideró la inversión de un millón 250 mil pesos para la campaña de plagas de la vid.

El objetivo, puntualizó, es implementar acciones de control, como la colocación de trampas, el muestreo de frutos y demás trabajos que se deben llevar a cabo para generar resultados.

El curso que se realizó en modalidad híbrida –presencial y por transmisión en vivo— reunió a más de 200 participantes y 12 ponentes de instituciones como el CICESE, el Colegio de Postgraduados (Colpos), el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y diversas instancias de gobierno.

Al dar la bienvenida, el director general del CICESE, David Covarrubias Rosales, resaltó la importancia de las exposiciones e intercambio de ideas en torno a los temas de control biológico y el manejo integrado de plagas, por su trascendencia y la motivación que puede generar.

Inauguró el curso el jefe del Distrito de Desarrollo Rural 001, Zona Costa, Fernando Sánchez Galicia, a nombre del titular de la Oficina de Representación en Baja California de la Secretaría de Agricultura, Juan Manuel Martínez Núñez.

A %d blogueros les gusta esto: