Compartir

Por Virginia Pérez Souza/Francisco Geminiano

El Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el regreso de Emilio Lozoya servirá para esclarecer casos de corrupción  y solo en el caso de una planta de fertilizantes se pagó un sobreprecio de alrededor de 200 millones de dólares. “Hay que recuperar el dinero, lo más que se pueda y regresarle al pueblo lo robado”, dijo.

Recordó que el caso de Emilio Lozoya lo lleva la FGR y añadió que su extradición a México significará un acto de justicia. Es poner en el centro la libertad que nos hará libres, que no se oculte nada.

Que el ventilar estos asuntos y la gente se socialice con la información de cómo era el modus operandi durante el llamado modelo neoliberal.

El Caso Lozoya esta en manos de la Fiscalía, ac cargo de Gertz Manero y se apoyara desde el Ejecutivo en lo que se pueda respetando la autonomía de la Fiscalía que afortunadamente está en buenas manos.

No hay nada que temer, va a conocerse toda la verdad, estoy seguro.

El regreso de Lozoya va a significar un acto de justicia porque se van a esclarecer muchas cosas.

Que hubo sobornos para entrega de obras, para someter a legisladores, para comprar a todo el que se dejaba y a costillas del erario.

Dijo que sólo la compra de la planta de fertilizantes, de acuerdo a avaluaos se pago con sobreprecio de alrededor de 200 millones de dólares. Ese dinero también hay que recuperarlo.

Saber qué sucedió y recuperar lo más que se pueda para devolverle al pueblo lo robado.

Es un asunto importante porque  es poner en el centro la verdad que nos hará libres, dijo, que no se oculte nada.

Expresó que independientemente de lo jurídico, de los jueves, magistrados, ministros, juicios, pero también importa mucho el que haya conocimiento de estos hechos, que el pueblo se entere. El tribunal del pueblo.

Mientras que el ex director de Fertinal, Fabio Massimo Covarrubias en su momento dijo que el nunca negoció con Emilio Lozoya, que todo se hizo con su coordinador de asesores, Carlos Roa.

Redimensionar imagen