Compartir

El senador Ricardo Monreal, presidente de la Junta de coordinación Política del Senado confirmó que el presidente López Obrador retiró, desde agosto, la propuesta del nombramiento de Arturo Herrera, como gobernador del Banco de México.

Explicó que en el oficio solo se da cuenta de que se retira la propuesta, sin dar motivos. Consideró que es un buen elemento: “es un hombre conocedor de la materia y es un hombre que me parece, tiene conocimiento para el cargo. Pero es una decisión del Ejecutivo”.

Monreal Ávila explicó que después del retiro de la propuesta no tiene materia el Senado para proseguir con esa ratificación.

El senador zacatecano señaló que tienen que hacer el nombramiento: “porque el 31 de diciembre concluye el actual gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz; y el 1º de enero tiene que haber un nuevo gobernador”.

Afirmó que en estos momentos el ejecutivo Federal tiene dos alternativas o más, pero para el Congreso son solo dos: “una, que nos puede enviar el nombramiento, aunque sea el mismo nombre, es una decisión de él o que envíe un nuevo nombre; y nosotros procederemos a examinar la propuesta para los requisitos de elegibilidad y la ratificación por mayoría simple, que corresponde”.

Ricardo Monreal afirmó que el secretario de Gobernación le ha dicho que está a la espera de una definición: “por eso no había necesidad. Se filtró esto, pero no había necesidad de generar esto públicamente”.

Dijo que él no veía que se perdiera autonomía en el Banco de México con el nombramiento de Arturo Herrera, por la cercanía que tiene con el presidente: “creo que su nivel profesional y sus conocimientos lo colocan en un perfil adecuado para el Banco de México”.

A pregunta expresa sobre el Decreto emitido ayer, el senador Monreal afirmó que el presidente lo hizo en base a sus facultades constitucionales: “creo que fue meditado, cuidadoso y es oportuno, porque las obras, proyectos emblemáticos del presidente de la República estaban sufriendo detención, obstáculo y de alguna manera retraso”.

Señaló que el decreto no es autoritario, ni es opaco: “son expresiones que la oposición ha expresado, las que no comparto. Al contrario, el decreto es legal, es constitucional y es oportuno. Y el Senado de la República”.

Reitero que es parte de las facultades del ejecutivo: “al contrario, el decreto es legal, es constitucional y es oportuno.

Afirmó que la mayoría legislativa apoya al presidente: “La mayoría legislativa cierra filas con el presidente de la República y nosotros consideramos que el decreto es facultad del presidente de la República; y que si hay inconformidad, pues ya lo anunciaron ellos, acudirán a la Corte, como máxima instancia en materia jurisdiccional vía controversia constitucional, y en este caso vía acción de inconstitucionalidad”.

Afirmó que la oposición está en su derecho, pero que los legisladores de Morena consideran que el presidente hizo lo correcto: “que el Decreto es constitucional, que el Decreto es legal y que el Decreto es correcto y oportuno para continuar este proceso de transformación y de creación de infraestructura en México, nunca antes visto”.

Redimensionar imagen