Compartir

Virginia Pérez Souza/Francisco Geminino

El director general del IMSS, Zoé Robledo dijo que desafortunadamente durante tantos años el sistema de nuestro país  se contagió de esta plaga  del mal llamado neoliberalismo.

En su gira por San Luis Potosí, que acompaña al Presidente Andrés Manuel López Obrador para supervisar las condiciones de los hospitales del IMSS, en este punto visitó el de Charcas.

“Quiero empezar saludando a los médicos, a los residentes, a los pasantes, a los paramédicos, a las enfermeras, a los que trabajan acá en el Hospital de Charcas, pero también a quienes vienen de las Unidades Médicas Rurales” dijo.

 El propósito de estas giras es acudir para conocer la realidad, poderla conocer para poder actuar y actuar siempre en el ánimo y el propósito de la transformación, de eso se trata para nosotros la Cuarta Transformación en materia de salud. Señaló Zoé Robledo.

Insistió que para lograrlo, es importante siempre hacer una reflexión de dónde venimos, qué pasó en los últimos años, es la única forma como podemos asegurar que las cosas no se olviden, para que no se repitan.

Y bueno, cuestionó y se preguntó, ¿qué pasó, en ese sentido, durante tantos años en el sistema de salud de nuestro país? Pues desafortunadamente se contagió de esta plaga, de este mal llamado neoliberalismo.

Lo bueno fue que durante todos esos años, mientras había acciones, ideas erróneas, había también gente como ustedes haciendo lo contrario. Noticias buenas y noticias malas.

Recordó que había malas noticias cuando el sistema de salud se empezó a transformar en uno frío, distante, deshumanizado, burocrático, y la buena es que en el IMSS-Bienestar no se perdió el principio de calidad y de calidez, de hacer siempre las cosas bien.

La mala también fue que durante muchos años, la salud y las necesidades se veían siempre desde las computadoras, allá lejos en el edificio central del Seguro Social en Reforma, pensando que con datos duros se puede conocer la realidad, criticó.

En este sentido, la dura realidad, ustedes lo han demostrado, dijo, y agregó que se conoce solamente estando aquí, viéndola a los ojos, escuchando a la gente, encontrando soluciones de manera colectiva.

La mala también fue pensar que la salud es solamente ausencia de enfermedad, es algo más, es un estado pleno de bienestar donde sí coincide la salud física pero también la salud social, la salud mental, la salud del pueblo entero.

El director del IMSS en ese sentido, señaló saber que nuestro gran eslabón de la atención médica puede echarse a andar siempre y cuando exista la acción comunitaria.

“Por eso yo desde siempre tengo un enorme reconocimiento a la gente de acción comunitaria y porto su chaleco con orgullo”.

Zoé Robledo aprovechó para hacer un reconocimiento y dijo sentirse igual de orgullosos de los grandes avances médicos, tecnológicos, científicos, como del trabajo que silenciosamente pero de manera ardua, ustedes han hecho durante tantos años.

Un reconocimiento pleno a que el juramento hipocrático le haya ganado aquí a la hipocresía neoliberal, de verdad se los digo.

A %d blogueros les gusta esto: