Compartir

El embargo al camarón mexicano, impuesto por autoridades de Estados Unidos, generará
pérdidas por 200 millones de dólares y afectará a más de 30 mil productores, advirtió el
presidente de la comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, José Narro
Céspedes.
Informó que durante el tiempo que dure la suspensión de la certificación de exportación,
publicada el 30 de abril de 2021 en el Registro Federal de aquel país, no se podrá exportar
camarón de red de arrastre hasta que se recupere dicho aval, y sólo se comercializará el que
provenga de otras prácticas de acuacultura o de la pesca rivereña.
En conferencia de prensa, el senador explicó que la medida correctiva está asociada a una
visita de verificación realizada en los puertos de Sonora, Sinaloa, Tamaulipas y Campeche, en
la que las autoridades estadounidenses determinaron deficiencias en alrededor de 106 redes
con Dispositivos Excluidores de Tortuga.
Narro Céspedes detalló que, para recuperar la certificación, el Gobierno de México deberá
transmitir a las autoridades de Estados Unidos el plan de acción, con toda la evidencia
documental, que se implementará para garantizar la protección de dicha especie, a más
tardar en agosto.
Agregó que las instancias estadounidenses tienen la disposición de regresar la citada
certificación tan pronto como sea posible y, para ello, se solicitará una visita de verificación al
inicio de la temporada de captura de camarón.
“México y sus productores están en la mejor disposición para cumplir con las reglas del
acuerdo y fortalecer la región y el medio ambiente”, expresó el legislador.

Por ello, hizo un llamado a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, a las secretarías de
Marina y Medio Ambiente y Recursos Naturales, para que fortalezcan las políticas dirigidas a
la protección de la tortuga, a fin de que México recupere su certificación, lo más pronto
posible.
Además, insistió en establecer una mesa de trabajo con Washington para la solución de esta
controversia.
Por otro lado, el senador dijo que esta medida tiene que ver con el incremento de las
exportaciones e ingresos que México ha tenido por este producto en los últimos años, mismas
que han crecido cerca de 20 por ciento.
Hay que reconocer que tenemos el mejor mercado del mundo, “creo que hay que defenderlo,
es un privilegio que solamente tenemos dos países: Canadá y México”, expresó.

Redimensionar imagen