Compartir

Por Lourdes Aguilar/Foto Francisco Geminiano

El Presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió contra los políticos que tenían tomado al gobierno pues incluso les vendían hasta medicinas y de todo.

Recordó que en el pasado gobierno, estaba al servicio de una minoría rapaz y que hoy ha cambiado, se sirve al pueblo.

Los políticos mantenían total control del gobierno.

También en la amenaza de la elaboración de los libros de texto, presiones que no se iba a poder comprar el papel, que se iba a comprar más y que los 170 millones de libros de texto no iban a estar distribuidos y a tiempo al inicio de clases. No cedimos y ya nos ahorramos 400 millones.

Claro que los que tenían el negocio, pues no están de acuerdo, es entendible, pero vamos a distribuir y van a llegar a tiempos los libros.

Y lo mismo con las medicinas, peor todavía, se acuerdan que las amenazas era que se iban a quedar los enfermos sin medicamentos, que los niños con cáncer no iba a tener sus medicinas, son unos zopilotes, con todo respeto para los zopilotes y todo por el dinero, mucha hambre de dinero.

Que se descompuso la situación administrativa, política, todo era negocio, tenían tomado el gobierno, todos vendían al gobierno, lo que fuese , de repente políticos vendiendo medicinas, ofreciendo servicios de todo tipo, por eso la inconformidad.

Ese control porque incluso se veía hasta en el control de las universidades.

Por eso, López Obrador hizo un llamado a la comunidad universitaria para terminar con el cacicazgo que se ha generado  y terminar con  la corrupción que no se admita y no se tolere. “Fuchi. Así que le digan a los corruptos”, afirmó el mandatario.

En su cobferencia dijo que dentro de las universidades hay corrupción y que suelen manejar los cambios a su antojo. No se tolerara desviaciones de recursos ni nada por el estilo.

Redimensionar imagen