Compartir

El Gobierno Federal debe reorientar el gasto público hacia sectores prioritarios como salud y educación, así como fomentar la atracción de inversión pública y privada, de lo contrario será imposible lograr la reactivación económica que requiere nuestro país, tras los estragos que ha dejado la pandemia por COVID-19.

A nombre del Grupo Parlamentario del PRD (GPPRD), el senador Juan Manuel Fócil Pérez, indicó que, si bien las arcas del Gobierno Federal tuvieron un ingreso extraordinario sustentado en el cobro de impuestos a grandes empresas que tradicionalmente no pagaban, situación que es muy positiva para la “salud” de nuestro país, sin embargo hay cuestiones que observar como el que no se esté incrementando el dinero público en inversión productiva.

No se trata nada más de estar subsidiando a las personas que no tienen un nivel de vida estable porque finalmente con la pandemia la pobreza creció, no nos va a alcanzar el dinero para seguirle dando a todo el mundo y entonces vamos a tener claroscuros donde un sector de beneficiarios de los programas sociales está bien con su ingreso, pero los que se están sumando a la pobreza no tendrán ningún apoyo porque no va a alcanzar el dinero”, enfatizó.

Juan Manuel Fócil Pérez señaló que el gobierno tendrá que fomentar actividades productivas y no solo privilegiar programas sociales como Sembrando Vida, donde se invierten decenas de miles de millones de pesos, supuestamente para que produzcamos más, pero la realidad es que la producción agropecuaria ha disminuido y la importación de productos básicos como maíz, frijol, sorgo, soya, han crecido un 14 por ciento.

“No hay una medición en cuanto a la efectividad de los programas sociales, si la finalidad con la cual se está invirtiendo el dinero del pueblo se está cumpliendo o no; estamos hablando para el ejercicio 2022 de 400 mil millones de pesos, es el 5.6% del gasto total en programas que son dinero público y por eso, urge su transparencia y claridad de reglas de aplicación y medición de resultados, de otra forma, como ha sucedido, se genera corrupción y se corrompe aún más a la sociedad”, señaló.

Durante la comparecencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, doctor Rogelio Ramírez de la O, el coordinador del GPPRD en el Senado, Miguel Ángel Mancera Espinosa, precisó que de acuerdo con el Presupuesto de Egresos 2022 habrá un déficit fiscal de 0.4%, pese a ello se propone destinar a Pemex 636 mil 281 millones de pesos y 62 mil 942 millones de pesos más al Tren Maya.

“¿Por qué no destinar esos recursos, que de todas maneras van a generar déficit, a gasto prioritario como salud, educación, mujeres o al campo?, y ¿cuál es la razón para seguir invirtiendo en Pemex?, ¿existe un plan de negocio específico, sustentable, para la operación de Petróleos Mexicanos?”, cuestionó.

El GPPRD reconoce que la pandemia afectó en primera instancia al sector salud, pero también hay que reconocer que el gobierno ha sido incapaz en poder lograr compras consolidadas de medicamentos y han dejado sin atención a muchos pacientes en los diferentes sistemas de salud federal y estatales además, los centros de salud y hospitales se encuentran en condiciones de mala calidad para dar los servicios que requiere el pueblo de México.

Redimensionar imagen