Compartir

La Secretaría de Bienestar, a través del Instituto Nacional de la Economía Social (INAES), inauguró en la Ciudad de México el Taller: «Innovación en Estrategias Comerciales», dirigido a miembros de cooperativas, cajas de ahorro y ejidos entre otros, como parte de la estrategia del Gobierno de México para darle a los Organismos del Sector Social de la Economía (OSSE) mayor participación en el desarrollo económico del país.

Durante la ceremonia de apertura del taller, que se lleva a cabo del 4 al 6 de septiembre, el director general del INAES, Juan Manuel Martínez Louvier aseguró que las cooperativas y empresas de economía social deben vender más y ganar más, no sólo para sobrevivir, sino para cambiar el mundo actual en el que el mercado está por encima de todo, situación que ha incrementado la desigualdad.

“Subrayemos y veamos que lo más importante en la producción de la riqueza no es la inversión, aunque es muy importante la inversión, el capital; lo vital es la fuerza de trabajo que transforma esa inversión y ese capital en riqueza”, expresó.

Afirmó que lejos de la idea que se ha implantado tras décadas de neoliberalismo, la economía social “ni es chiquita, ni es marginal, ni sólo es para producir materias primas”.

Precisó que la economía social a nivel mundial genera más empleo que todas las transnacionales juntas y tienen ganancias de más de cuatro millones de millones de dólares al año, lo equivalente a la economía de Japón.

Aseguró que a nivel mundial hay ejemplos exitosos como el Grupo Mondragón en el País Vasco, España, que agrupa a 103 cooperativas con más de 100 mil socios, o el mercado financiero alemán donde la banca privada sólo tiene 24 por ciento de los clientes y 76 por ciento ahorran en una empresa social. 

Consideró que, a pesar de las políticas públicas de años pasados contra las cajas de ahorro o los ejidos, “en México no estamos tan mal” puesto que las sociedades de ahorro y préstamo mexicanas tienen ocho millones de socios y más de 160 mil millones de pesos en activos, mientras que 53 por ciento del territorio nacional sigue siendo de propiedad social.

“Tenemos que aprender a gestionar esa propiedad social para que efectivamente genere riqueza para todos, ahí adentro está el 80 por ciento de la biodiversidad, 100 millones de hectáreas, México es uno de los países con mayor biodiversidad del planeta”, aseguró.

Resaltó la necesidad de reformar las leyes en la materia, para que las cooperativas de ahorro y préstamo sirvan “para hacer un banco de inversiones en el sector social de la economía y no tengamos que pedirle dinero a nadie, que el propio sector tenga una suficiencia para impulsarse”.

Humberto Cerdio Vázquez, coordinador de Fomento y Desarrollo Empresarial del INAES, afirmó que el objetivo del gobierno actual es que los productos innovadores provengan, en los próximos 30 años, de empresas de economía social, es decir, aquellas cuyos dueños son los trabajadores.

Resaltó que innovación es una palabra que se confunde con creatividad, “como una buena idea que se te ocurre en la regadera”, pero innovar, explicó, implica llevar a cabo las ideas que resuelvan los problemas de los usuarios.

En el taller, participan representantes de más de 200 organismos de la economía social, quienes durante tres días escucharán conferencias magistrales de expertos en ventas, así como representantes de grandes empresas como Amazon, funcionarios de diversas dependencias y casos de cooperativas exitosas.

A %d blogueros les gusta esto: