Compartir

En su video semanal, Ricardo Anaya vuelve a abordar el tema de la reforma eléctrica enviada por López Obrador al Congreso. Cuestiona la versión de que las empresas (entre las que se ha mencionado a Oxxo, Bimbo y Walmart) pagan 1 peso por kW h, en tanto los hogares pagan 5 pesos.

“El problema es que las dos cosas son mentira”, explica Anaya, la tarifa para la mayoría de los hogares oscila entre 0.88 y 1 peso; en tanto que hay empresas que solo le pagan a la CFE por la transmisión, dado que “generan su propia electricidad, por cierto, sin contaminar. Lo cual tampoco entiendo por qué en la cabeza de López Obrador eso está mal”.

“¿Sabes quiénes son los que pagan los famosos 5 pesos? Menos del 3%. Son los hogares más ricos y eso no está mal. Es esa gente a la que ese recibo verde le llega de $13,000 para arriba por bimestre”, abunda Anaya.

El punto verdaderamente grave es que “el gobierno de López Obrador genera electricidad sucia y cara. Nosotros queremos que se produzca energía limpia, con paneles solares y aerogeneradores, y barata”. En efecto, la energía limpia cuesta seis veces menos que la que produce la CFE.

“Si estos datos son verdad, ¿cómo podría López Obrador preferir la sucia y cara frente a la limpia y barata?”, cuestiona Anaya. Y apunta dos razones. “La primera es que López Obrador está obsesionado con tener el control. Si su gobierno tiene el control total sobre la electricidad, pues tiene el control de todas las empresas. Así piensan los dictadores”.

La segunda razón, explica Anaya, es verdaderamente perversa: “López Obrador, en el fondo, sabe que su reforma es tan absurda (quién va a preferir energía sucia y cara en lugar de limpia y barata), que no se va a aprobar. ¿Y sabes qué va a hacer cuando no se apruebe? De mí te acuerdas, te va a decir en la mañanera: “yo quería bajar el precio de la luz para ayudar al pueblo, pero los de la oposición, que son malos, no me dejaron”. ¡Cuando con él es con quien más ha subido! Esa es la verdadera trampa”.

Y Anaya remata diciendo: “Ah, y si se llegara a aprobar (lo cual dudo mucho), López Obrador también gana porque eso significaría que logró fracturar a la oposición”.

Por eso Anaya reitera su llamado a los legisladores para que rechacen la reforma: “no se dejen intimidar. Den la batalla con valentía. No le tengan miedo. La verdad está de nuestro lado. Esto es por el bien de Mé

Redimensionar imagen