Compartir

Por Virginia Pétez Souza/Francisco Geminiano

Tras la detención de Emilio Lozoya, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que  no se debe dar tregua a la corrupción. No vamos a ceder en nada, cero corrupción, cero impunidad. Confió en que el ex funcionario sea extraditado a México.

Asimismo dijo que al ex Presidente Enrique Péña Nieto no se le investiga y porque su investudura en la Constitutción solo se le debe juzgar por traición de la patria.

Explicó que ahora para que no quede duda de que se le pueda juzgar al Presidente, se está mandadno una reforma para que se le de trato como a cualquier mexicano, pero será en este su sexenio, no los anteriores.

Que en México hay un auténtico Estado de Derecho. NO hay protección para nadie y se castiga por parejo a todo el que comete un delito y lo hacen las autoridades correspondientes en el marco de la legalidad.

Siempre ha sostenido que nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes. el caso de Emilio Lozoya es una investigación que está en curso. Es una acusación con pruebas, dijo.

Que el Fiscal general ya informó con amplitud sobre la detención de Lozoya.

Expresó que los delitos  que se le acusan son Odebrecht y la compra de algunas plantas de fertilizantes. Eso es lo que se esta investigando y llevó a la detención del ex director de Pemex.

Dijo que en el tiempo del ex presidente Calderón se dio facilidades a Odebrecht y se les ayudo con financiamiento y a precios bajos para la obtención de la materia prima.

En caso Lozoya, Fiscalía está haciendo muy bien su trabajo; “Lo que queremos es que se destierre la corrupción en México

Explicó que pesa sobre el ex funcionario  los supuesto sobornos que recibió de la firma brasileña Oderbretch durante su gestión al frente de Pemex, además de la compra de la llamada planta chatarra de Agro Nitrogenados (Pro Agro) a la acerera mexicana AMSHA.

Redimensionar imagen