Compartir

Hacia la ratificación del T-MEC con Estados Unidos, Coparmex hizo un respetuoso, pero firme llamado a las y los Senadores de la República a no precipitarse y, de manera mesurada, retomar los procesos de consulta, para que juntos, gobierno y empresarios, no ceder posiciones que afecten a nuestra economía, ni socaven a la soberanía nacional.

En Coparmex, lo decimos claramente: primero México.

A través de un comunicado el sector patronal sostuvo que la ratificación del T-MEC debe ser un paso más para profundizar en la relación con Estados Unidos y Canadá, pero que al mismo tiempo, signifique mejores oportunidades para los trabajadores mexicanos.

Hacia adelante, confiamos en que el Gobierno Federal mantendrá un diálogo cercano y constructivo con el sector empresarial, teniendo por delante siempre los principios de reciprocidad, no intervención y respeto a la soberanía de nuestro país.

“Si bien en Coparmex celebramos que las negociaciones y la eventual ratificación de este acuerdo sigan su marcha, consideramos indispensable tomar en cuenta e involucrar la opinión del sector privado en la toma de decisiones, con la finalidad de analizar cualquier modificación a este acuerdo y sus efectos a corto, mediano y largo plazo.

“Hoy más que nunca debemos evitar en el marco de un proceso incluyente, acuerdos que afecten profundamente nuestra soberanía, así como la competitividad de nuestros sectores productivos y, por ende, la calidad de vida de los trabajadores mexicanos.

“De manera particular, en Coparmex, expresamos nuestro apoyo al Gobierno Federal para mantener firme su postura y no ceder por ningún motivo a la intención de realizar un proceso de Certificación de todo producto en frontera, así como de habilitar cualquier mecanismo de operación de Inspectores transfronterizos”, señala el comunicado

En el mismo sentido, en lo que refiere a materia laboral, evitar la severidad en las penalidades que consideran incluir el bloqueo de las exportaciones de las empresas Mexicanas.

Sin duda aún faltan diversos temas prioritarios a revisar, principalmente en materia de medio ambiente y en proveedurías para la industria automotriz en insumos como el acero y el aluminio.  

México no tiene que correr ningún riesgo en materia comercial, ni supeditar los acuerdos a las coyunturas internas que ocurren en otros países.

Recordemos que, a falta de ratificar el T-MEC, aún contamos con una importante red de protección en el todavía vigente TLCAN de 1994. Con esto, no tenemos prisa para aprobar modificaciones que contradigan los acuerdos originales alcanzados y aprobados por los tres países. Nuestro también socio, Canadá, así lo está haciendo.

Cabe mencionar que el día de ayer, los integrantes de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores se reunieron con el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y con el Subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, para conocer los avances hacia la ratificación del T-MEC con Estados Unidos.

Redimensionar imagen