Compartir

La ratificación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por parte del Senado estadunidense es una nueva oportunidad que no se debe desaprovechar para atraer inversión y retomar la ruta del crecimiento, en su aplicación se debe proteger la generación de empleos y al sector productivo, afirmó el Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza.

En ese sentido, advirtió, en la instrumentación del tratado comercial, el gobierno federal deberá ajustar a la baja el costo de las gasolinas con el fin de reducir la desigualdad competitiva con nuestros socios comerciales, por ejemplo, en el precio de las gasolinas, pues mientras en Estados Unidos el litro cuesta 14 pesos en promedio, en México rebasa los 20 pesos.

Precisó que esta sola disparidad de precios en las gasolinas genera inequidad y hará difícil que México sea competitivo en el T-MEC y señaló que esta diferencia sitúa a nuestro país en el lugar 84 en el ranking del costo global de la gasolina, en tanto que Estados Unidos ocupa el lugar 32, de acuerdo con las referencias internacionales.

Cortés Mendoza añadió que este tipo de contrastes, aunados a la improvisación del lopezobradorismo, explican que, mientras Estados Unidos tuvo un crecimiento de 2.1 por ciento en 2019, en México fue de cero.

Los mexicanos esperan que el gobierno haya aprendido y corrija, para que esta situación no vuelva a ocurrir en 2020.

“Por eso la ratificación del T-MEC es una oportunidad que no se debe desaprovechar para que el país vuelva a crecer. Es un factor que dará certeza a las inversiones, pero para que México sea competitivo es necesario bajar el precio de las gasolinas. Debe haber una adecuada aplicación del tratado en la que se cuide la generación de empleos y a los sectores productivos mexicanos”, afirmó.

El Presidente de Acción Nacional dijo que, paralelamente, el gobierno federal deberá poner en marcha en 2020 una nueva estrategia que dé seguridad y certidumbre jurídica, que contribuya al éxito del T-MEC, porque por sí solo, el Tratado no será suficiente mientras persista la política de improvisación ideológica del gobierno y no se controlen los crecientes niveles de violencia e inseguridad.

“La ratificación del T-MEC es un paso importante, pero será insuficiente para dar certeza a los inversionistas nacionales y extranjeros, por lo que es necesario que el gobierno deje de decidir por caprichos ideológicos e implemente una correcta estrategia de seguridad. En Acción Nacional reiteramos nuestro compromiso de apoyar las iniciativas y reformas que contribuyan a fortalecer la economía, para que se generen más empleos y se mejoren las condiciones de vida de los mexicanos”, concluyó.

Redimensionar imagen