Compartir

En el último foro de análisis del Paquete Económico 2021, senadores, funcionarios y representantes de organizaciones empresariales destacaron que no se contemplen aumento de impuestos en la Ley de Ingresos y se consolide la estrategia para combatir evasión fiscal y fortalecer la recaudación, pero también realizaron cuestionamientos a algunos de sus contenidos. 

Al respecto, el senador Alejandro Armenta Mier, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, dijo que con este tercer encuentro concluyen estos foros en el Senado, por lo que se hará un resumen con las propuestas que se presentaron por diversos sectores para ser enviadas a la Cámara de Diputados. 

Con ello, destacó, se abre la posibilidad de enriquecer de manera fundamental el contenido del Paquete Económico 2021. 

El senador Ovidio Peralta Suárez, de Morena, consideró que para fortalecer la recaudación de ingresos, apoyar a trabajadores, empresarios y patrones, se requieren “mecanismos para incorporar a la formalidad a quienes se emplean en el mercado informal”. 

Afirmó que el proyecto de Ley de Ingresos 2021 contienen una serie de medidas que buscan evitar la evasión y la elusión fiscal, facilitar el cumplimiento del pago de impuestos, pero no propone aumentar ni establecer nuevas contribuciones. 

Sin embargo, afirmó la senadora Minerva Hernández Ramos en las leyes del Impuesto Sobre la Renta y del Impuesto al Valor Agregado, así como en el Código Fiscal de la Federación se establecen “medidas de terrorismo fiscal y cero disposiciones para fortalecer los derechos del contribuyente”. 

Además, dijo la legisladora del PAN, “en la recaudación federal participable se prevé un golpe muy duro para entidades federativas y municipios, porque no se ve un mecanismo de compensación”. 

Nuvia Mayorga Delgado, senadora del PRI, expresó su preocupación por la posibilidad de que si no se alcanzan la metas en el siguiente año se establezcan estrategias de “terrorismo fiscal” en contra de los sectores productivos, de quienes generan empleos formales. 

En tanto, la senadora de Morena, Ifigenia Martínez, consideró que poco a poco, pero constantemente se está logrando que la tributación sea cada vez más equitativa y que sea más eficiente para cubrir el Presupuesto de Egresos.  

Carlos Ernesto Molina Chávez, titular de la Unidad Chávez, titular de la Unidad de Legislación Tributaria de la Secretaría de Hacienda, indicó que el proyecto de Ley de Ingresos es inercial, pero contiene algunas particularidades y medidas que se vinculan con algunos organismos como el ISSSTE, IMSS y el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP). 

Explicó que en el caso del ISSSTE se propone una disposición portabilidad para financiar proyectos de mejoramiento de infraestructura de salud. Otra medida que se incluye, mencionó, es para que el INDEP pueda cumplir con sus obligaciones de administración y compromisos de gasto, así como administrar de forma adecuada los recursos para hacer frente a estos gastos.  

Destacó que también se prevé un régimen transitorio para que el IMSS, estados y municipios puedan llevar a cabo convenios, con cargo a las participaciones de éstos últimos, para hacer frente a los adeudos que tienen con el Instituto y sanear, finalmente, los créditos adeudados. 

Francisco Javier Arias Vázquez, titular de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, resaltó que con la Ley de Ingresos para 2021 se consolida la estrategia de combate a prácticas ilegales como la evasión y elusión fiscal, además de que no se propone aumento de impuestos.  

Dijo que gracias a esta estrategia no sorprende que la recaudación tributaria en el periodo de enero-julio de este año, tiene una reducción marginal de 0.8 por ciento, en comparación con otros países que tienen caídas en este rubro de hasta 9 por ciento. México logró mantener relativamente estable la recaudación, en gran medida, por el combate a la evasión y elusión fiscal.  

Pablo Mendoza, presidente de la Comisión Fiscal del Consejo Coordinador Empresarial, hizo un llamado para facilitar la devolución de impuestos a las empresas que constantemente cumplen con sus obligaciones fiscales. 

Nora Morales, del mismo organismo, pidió revisar las tasas de interés que se prevén en la Ley de Ingresos, toda vez que es muy probable que muchos de los contribuyentes solicitarán el pago de créditos a plazos. 

Para la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) la Ley de Ingresos “se queda corta” ante el tamaño del reto que representa el COVID-19, pues las premisas sobre las que está construida son insuficientes, advirtió Reginaldo Esquer Félix, vicepresidente nacional de Asuntos Tributarios de esta organización.   

Dijo que esas premisas no resultan suficientes para detener la pérdida de empleo, que de acuerdo a estimaciones, podría ascender a 1.5 millones de empleos perdidos. Tampoco, subrayó, va a detener la muerte de más de 500 mil micro y pequeñas empresas antes de concluya el año, además de que no promueve la inversión nacional ni extranjera.  

Ante esta situación, propuso implementar remedios solidarios como un ingreso mínimo vital para todas aquellas personas que han perdido sus trabajos, así como una nueva convención nacional hacendaria, a efecto de quitar presión financiera a los estados y municipios.  

Marcela Martínez Pichardo, vicepresidenta de Enlace Institucional de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), dijo que una prioridad de esta organización es encontrar caminos viables y reales para la Ley de Ingresos, a fin de ayudar a la recuperación de la economía y mantener empleos en apoyo a las micro y pequeñas empresas. 

Opinó que se debe retomar el espíritu original de la Ley de Ingresos para que sea un instrumento real promotor del desarrollo económico y social del país, no sólo un ente meramente recaudatorio.  

Consideró que la pandemia y la crisis económica están lejos de resolverse de manera definitiva. Además, cuestionó que a algunos sectores empresariales se les estigmatice injustamente, pero se pretenda verlos como una solución parcial para minimizar los huecos y déficit en los ingresos.  

Edgar Nolasco Estudillo, de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, reiteró la necesidad de aprobar una Ley General para la Reactivación Económica, para hacer frente a la pérdida del Producto Interno Bruto y al desempleo, que se estima, dijo, afectará a 22 millones de mexicanos. 

Hace falta, asentó, un programa de fomento a la inversión, que no se obtendrá sólo con el ahorro interno, sino con “nuevos estímulos” para las empresas con mayor responsabilidad social, generadoras de divisas, fuentes de trabajo y que cumplen con la regulación. 

Redimensionar imagen