Compartir

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de México, durante los años 2015 y 2016 se alcanzaron coberturas adecuadas de vacunación. Sin embargo, los actuales datos recopilados por el Observatorio Mexicano de Vacunación (OMEVAC) en noviembre de 2021, revelan un panorama preocupante para los menores de edad. Sólo 20.7% de los niños de dos años, 31.7% de los de tres años y 44.5% de los infantes de cuatro años han completado el esquema básico de vacunación, evidenciando así el riesgo que enfrentan.1

Específicamente hablando de la vacuna antineumocócica, se estima que la cobertura global de la tercera dosis es de 49%. Esta cifra sugiere que un gran número de niños están expuestos a un riesgo latente de contraer enfermedades neumocócicas. Estos padecimientos incluyen afecciones graves como neumonía, meningitis y bacteriemia febril, así como otras condiciones como otitis media, sinusitis y bronquitis.1

En los últimos años los índices de vacunación han disminuido por diferentes factores, por ejemplo, la pandemia de COVID-19 alteró el sistema de salud provocando que alrededor de 23 millones de niños no recibieran vacunas en 2020. De manera alarmante, el número de niños que no recibieron ninguna vacuna aumentó en 3.4 millones durante ese mismo año.1

“Ante este panorama, es importante resaltar que la vacunación contra el neumococo es la mejor forma de reducir el riesgo de contraer neumonía, por ello es importante inmunizar a los niños y adultos mayores, ya que, si no se detecta a tiempo, esta enfermedad puede ser fatal.2,5 La introducción de las vacunas antineumocócicas conjugadas ha representado un gran avance en la prevención de este grupo de enfermedades, estas vacunas han evolucionado a través de los años para ajustarse a los serotipos predominantes y hacer frente a la problemática de resistencia antimicrobiana3, puntualiza el doctor Marcelo Díaz Conde, Líder Médico de Vacuna Antineumocócica en Pfizer México. 

Promover la vacunación ayudará a reducir la incidencia de la neumonía

“En la actualidad, sabemos que aproximadamente 70% por ciento de las infecciones en niños por S. pneumoniae que ocurren en el mundo son causadas por entre 6 y 11 de sus serotipos más comunes.4 Por fortuna, hay dos vacunas conjugadas disponibles contra el neumococo que han demostrado un sustancial impacto contra las neumonías4”, añade el especialista.

Neumonía en México y el mundo

En México, la neumonía, por su alta incidencia, se coloca como la séptima causa de mortalidad, de acuerdo con datos del INEGI 2023.5 Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) registra anualmente alrededor de 450 millones de casos a nivel global que derivan en unos 4 millones de muertes, con mayor impacto en menores de cinco años y mayores de 75.6

Especialistas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han identificado al neumococo S. pneumoniae como el segundo agente causante de neumonía adquirida en la comunidad (NAC) que requiere hospitalización. Los menores de cinco años, principalmente en países de ingresos medios o bajos, son los más afectados por este tipo de infecciones, pues se calcula que más del 95% de todos los episodios de neumonía clínica y más de 99% de muertes por neumonía recaen en este sector de la población.4

Los adultos de 65 años y más tienen 3.8 veces más posibilidades de enfermar de neumonía por neumococo en comparación con los adultos sanos.  Este peligro aumenta si además padecen alguna enfermedad crónica como diabetes mellitus (2.8 veces más), algún trastorno cardiovascular (3.8 veces más), asma (5.9 veces más) y el EPOC (7.7 veces más). Además, tienen 10 veces más probabilidad de ser hospitalizados por esta causa.3

“Las primeras manifestaciones clínicas tras la infección por S. pneumoniae demoran entre 1 y 3 días en aparecer. Cabe destacar que los síntomas que experimente el paciente dependerán de la parte del cuerpo afectada. En el caso de la neumonía neumocócica, derivada de la infección pulmonar, incluye dolor torácico, tos, fiebre con escalofríos, respiración rápida o dificultad para respirar7”, detalla el doctor Marcelo Díaz Conde.

Sobre esquemas de vacunación, consulte a su médico – PP-PRV-MEX-0670