Compartir

En el corporativo global de MetLife, que preside Michele Khalaf, no acaban de definir si la caída de operaciones en México respondió a la desaparición de seguros de funcionarios públicos decretada Andrés Manuel López Obrador, o por las malas decisiones de su directora para el mercado local Sofía Belmar Berumen… mientras que en otra aseguradora, Monterrey NewYork Life que dirige Gustavo Cantú, ya no saben que cuentos inventar para no cumplir con la cobertura de gastos médicos ofrecidos a sus clientes.

Si bien la cancelación de los seguros de gastos médicos mayores propinó un golpe de casi 3 mil millones de pesos a MetLife, el propio gobierno federal le lanzó un salvavidas al permitirle pagar en abonos los más 100 mil millones de pesos de aportaciones de funcionarios al Seguro de Separación Individualizado.

Por ello es que en Nueva York no se explican cómo fue que la firma cedió en tan sólo un año el primer lugar de mercado al Grupo Nacional Provincial, de Eduardo Silva, dado que la liquidación de los recursos que MetLife recibía del gobierno para la pensión de sus trabajadores se transfirió hasta mediados de 2021.

Una hipotesis es que la firma se afectó por los escándalos que en 2019 desataron exdirectivos como Pedro Chavelas y Antonio Lara, encargados de los vínculos de Metlife con las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, cosa que les habría permitido recibir interesantes beneficios como en el caso de Chavela quién en sólo dos años compró y liquidó una casa de 9 millones de peso según escritura Pública 178352- Además, pudo influir las irregularidades detectadas en una de sus principales promotoras, Grupo KC de Daniel Guzmán Ríos, reportada recientemente por cambiar sin aviso las pólizas de sus asegurados y por operar con vendedores sin la cédula que exige la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Y de Monterrey NewYork Life, son amargos los testimonios de personas que contrataron seguros de salud pero que, al momento de hacer el reclamo, se les negó el pago de cobertura mediante interpretaciones mañosas del contrato. Ya le platicaré.

TMEC, oportunidad agropecuaria

Aprobado por el congreso estadounidense y sólo a la ratificación canadiense, el Tratado de Comercio México- Estados Unidos-Canadá genera un marco estable para el comercio agropecuario con un valor trilateral de 90 mil millones de dólares anuales. El titular de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, sabe que se trata de un instrumento que permite aprovechar las ventajas competitivas del hemisferio y la complementación de cultivos, así como de los riesgos de conflictos que podrían devenir en productos como el Tomate y Azúcar por lo cual el gobierno federal dará acompañamiento a los productores.

Inversión y energía

Y dado que el TMEC no es varita mágica, es de la mayor relevancia el llamado de Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, para que México recupere la confianza de los corporativos multinacionales a los que les preocupa el abrupto cambio del marco normativo en diversos sectores productivos y el tono de la narrativa oficial en contra de las empresas, generando un entorno hostil a la inversión. Vaya, el sector de energía ha sido el más afectado dada la suspensión de rondas petroleras y cancelación de temporadas abiertas para generación privada de electricidad… lo cual, como señala el presidente de CANACINTRA, Enoch Castellanos, puede llevar a un escenario de severo desabasto energético en dos años.

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano

Redimensionar imagen