Compartir

Aun cuando prácticamente falta un año para las elecciones que tendrán lugar el año entrante en Coahuila y el Estado de México, esta última entidad se convierte en un rompecabezas, que a lo mejor en los próximos meses se podría empezar a descifrar, pero por lo pronto  bien a bien no se entiende.

Lo anterior porque en esta apresurada carrera mexiquense que Morena ha detonado luego del “destape”, más que anunciado, de la todavía secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Alvarez, el resto de los partidos, que habían venido teniendo una actitud más bien pasiva, empezaron a dejar ver que ellos también cuentan con candidatos que podrían dar la pelea en la elección más importante del 2023.

Sin embargo, la conclusión general al respecto es que si la coalición “Va por México” no va unida, las posibilidades de mantener el Estado de México, se reducen sensiblemente, o sea, no llegarían y podría cumplirse aquello de que Delfina arrasaría.

Por ello, llama poderosamente la atención que el dirigente del PAN, Marko Cortés, de plano hubiera aventado por delante como un probable candidato a Enrique Vargas, expresidente municipal de Huixquilucan, que, a decir de los analistas, no cuenta con la popularidad suficiente a lo largo y ancho de la entidad más importante electoralmente hablando, a nivel nacional.

Antes de ese hecho, por ejemplo, el coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados, Jorge Romero, había declarado que incluso, había que sumar a la coalición opositora a Movimiento Ciudadano, para poder tener posibilidades de triunfar.

Respecto al PRI, las más mencionadas, -como se sabe-, son dos mujeres: Ana Lilia Herrera Anzaldo, secretaria de Educación en el Edomex y que ha hecho con mucho, por cierto un papel más destacado que Delfina Gómez, el frente de dicha dependencia y, Alejandra del Moral, secretaria del Bienestar en la entidad mexiquense que había dicho que en el caso de ocupar tan importante candidatura, preferiría ir solamente con el PRI, dejando de lado al PAN.

Por lo que toca a Movimiento Ciudadano, no se puede soslayar lo que ya se conoce como “el efecto Juan Zepeda”, luego de que el experredista declara por todos lados que con él como candidato, la victoria de MC es muy segura: “yo voy a ser el próximo gobernador del Estado de México”, asevera una y otra vez.

Al contrario del panista Enrique Vargas, Zepeda sí cuenta con bastante arraigo en el Edomex, no obstante, los números que ha venido registrando Movimiento Ciudadano en los más recientes comicios, no le da el suficiente margen al partido naranja para competir en igualdad de condiciones, a menos de que el líder de ese instituto político, Dante Delgado, hubiera por ahí llegado a acuerdos poco alumbrados ni más ni menos que con el partido oficial. ¿Será?

No faltan aquellos que opinan que el juego se desató en el Estado de México porque al fin la oposición comprendió que no podía continuar en su actitud pasiva y que al final, se supone que todos los institutos políticos que integran la coalición “Va por México”, colocarán por encima de todo, la unión. ¿Será?

MUNICIONES

*** Pues resulta que el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba que no cabía de contento por haber podido regresar a sus giras en la que sus seguidores le manifiestan su preferencia y en Colima, salió con un mal sabor de boca, pese a que esa colapsada entidad es una gobernada por la morenista Indira Vizcaíno, que, dicho sea de paso, no ha podido con el tema de la inseguridad. Con el rostro mal encarado, el tabasqueño vio cómo un grupo de trabajadores del gobierno del partido oficial, se manifestó porque el aumento que recibieron a sus salarios, es verdaderamente irrisorio, a lo que el inquilino de Palacio Nacional espetó: “Ahora sí los veo muy gallitos a los líderes charros, defendiendo supuestamente a los trabajadores, y ¿qué hacían cuando habían 80 mil trabajadores trabajando por contrato? ¿Qué hacían en favor de los trabajadores? ¡Robar y robar!». Su enojo fue tal, que el presidente incluso arremetió en contra del excandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade y el del PAN, Ricardo Anaya. A propósito, López Obrador estuvo en Colima, así como antes lo hizo en Tlaxcala para supervisar los avances de su Plan de Salud, pero ¿cuáles avances?, en medio de escasez de medicamentos; cuando la inseguridad azota a las plazas remotas y también, cuando la promesa de que en México habría un sistema de Salud parecido al de Dinamarca, está más lejano que nunca.

*** Debido a lo anterior, con razón el presidente, al momento de escribir estas líneas, estaba “deshojando la margarita” para ver si visitaba o no la zona de Agujitas, en Coahuila, donde 10 mineros quedaron atrapados en una mina de carbón, en Sabinas. Lo que en realidad estaba considerando el presidente, es que él no iba a ser el centro de atención, pues los familiares de los mineros atrapados organizaron una misa, a la espera de un milagro para que dichos mineros pudieran sobrevivir a la tragedia que, conforme transcurren los días, desafortunadamente se apaga. Además, el jefe del Ejecutivo no gusta de hacerse promoción con este tipo de eventos. En mayo del año pasado, el propio presidente valoraba si iría o no a visitar a los heridos por la tragedia en la Línea 12 del Metro. En ese entonces dijo que él no iba para no sacar raja política de ese hecho. En realidad, nunca se les presentó a los afectados por esa desgracia, para proteger a su favorita, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, para que esto afectara lo menos posible su imagen, ya que en ese tiempo, la funcionaria capitalina no era todavía “corcholata”. Y ahora ¿qué tal llegar a uno de los pocos bastiones priístas que quedan y cuando el gobernador, Miguel Riquelme ha dicho que él no aceptará embajada o puesto diplomático alguno que le pudieran ofrecer desde Palacio Nacional?

*** Y seguramente la que respira hondo en señal de alivio, es Delfina Gómez y no precisamente porque ya tenga la candidatura morenista al gobierno del Edomex, son porque a ella ya no le tocará ver un delicado tema. Resulta que en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, los legisladores hicieron un exhorto a la SEP; la secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana que ante los hechos de violencia registrados en algunas escuelas del país para dirigir acciones de prevención, difusión y capacitación a directores, docentes, alumnos y padres de familia, para fomentar la prevención y correcta reacción ante hechos de esta índole.

morcora@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: