Compartir

Fortalecer régimen de competencia democrática: Moreno Cárdenas

El presidente del CEN  del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, fue el invitado de honor a la reunión plenaria de los diputados del PRI que coordina René Juárez Cisneros, desde donde hizo un llamado a fortalecer el régimen de competencia democrática

Moreno Cárdenas asistió a la plenaria tricolor, bancada que atraviesa por un momento difícil y cuando en los corrillos políticos se comenta que el otrora poderoso PRI, podría convertirse en un partido de esos que se conocen como “bisagra”, o “satélite”. Ante esta premisa, el gobernador de Campeche con licencia hizo patente la disposición de su partido para construir mayorías parlamentarias, “para que con eficiencia, eficacia y estrategia trasciendan las iniciativas del partido, no haciendo más leyes, sino normas más eficaces”

Asimismo, Alito recordó que el Revolucionario Institucional, “fue el gran impulsor de las instituciones democráticas, pero, sobre todo, de las instituciones que hoy tenemos en nuestro país. Eso es lo que tenemos que cuidar como Poder Legislativo, cuidar lo que los mexicanos hemos construido durante muchas décadas». Lo que no se puede dejar de reconocer también, es que como lo subrayó Moreno Cárdenas, la  historia se ha construido durante muchos años y el PRI ha sido un factor fundamental”.

Y para aquellos que sostienen que el PRI ya se entregó a Morena, Moreno Cárdenas reiteró que será crítico de las acciones del gobierno lópezobradorista. En este sentido, recordó la tragedia ocurrida en un bar de Coatzacoalcos, Veracruz y que desde su perspectiva, pone al descubierto la descomposición en la entidad que gobierna Cuitláhuac García, -según el presidente Andrés Manuel López Obrador, “el mejor gobernador del país”-, pero no solamente en ese convulsionado estado ya que a nivel nacional, este año ha sido el más violento y no hay que soslayar que ya gobierna Morena.

De hecho, este tema se abordó durante los trabajos de la plenaria priísta en San Lázaro y el diputado Héctor Yunes Landa, puso en seria duda que el gobierno de López Obrador fuera a dar un manotazo para poner orden en las investigaciones de la tragedia de Coatzacoalcos, si ni siquiera se ponen de acuerdo el gobernador y el fiscal estatal, Jorge Winckler, ultra archienemigos acérrimos.

El vocero de la fracción tricolor en la Cámara de Diputados, señaló que al presidente lo engañaron, “con las versiones del gobierno de Cuitláhuac García, que busca repartir culpas por lo ocurrido en Coatzacoalcos”. Agregó lo que es una verdad de plomo: que “la crisis del gobierno federal en materia de seguridad es total… la 4T busca a quién echarle la culpa”. Efectivamente, en la entidad veracruzana no existe un verdadero mando único.

Es tal la andanada de críticas que se le han venido encima al gobernador que regala vacas famélicas, que hasta la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el mismísimo presidente López Obrador, tuvieron que entrar a la defensa de su gobernador consentido.

Vale la pena reproducir el principal argumento que esgrimió la titular de la Segob porque es verdaderamente patético: “no, no está en riesgo la gobernabilidad democrática, de ninguna manera. Es un evento sí, muy lamentable, sí, pero eso no quiere decir que esté en riesgo la gobernabilidad. ¿Aaaah, nooo?, pues qué bueno que avisa la responsable de la política interna del país, con razón está como está.

Los dichos de Sánchez Cordero, son casi tan patéticos como cuando el presidente les pide, que no les exige, a los grupos delincuenciales que se porten bien.   

MUNICIONES

*** ¡Esas son porras!, lo demás, puras vaciladas. Resulta que ahora que estaría a punto de explotar la bomba en el Palacio Legislativo de San Lázaro por los jaloneos para ver quién se queda con la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara Baja que tiene dividida en dos a la “aplanadora” morenista en dos,  el coordinador de la bancada mayoritaria en la Cámara de Diputados, Mario Martín Delgado, durante los trabajos de la reunión plenaria de los legisladores de este partido, “se voló la barda” en las loas hacia el presidente López Obrador al señalar que ni todos los militantes morenistas juntos, podrían llenar el vació que dejaría el tabasqueño, en el supuesto, -hipotético, por supuesto-, de que por alguna razón no estuviera en Morena, así que las “amenazas” que lanzara AMLO sobre renunciar a su partido si éste se echara a perder, o se corrompe, (¿más?), son de chocolate. ¿Todo el poder y todo el partido en manos de una sola persona que es insustituible?, ¿qué eso no es autoritarismo?

*** Por cierto, quien aprovechó y muy bien la pasarela de la plenaria de los diputados de Morena para placearse, fue Porfirio Muñoz Ledo, para continuar en la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara Baja que lo ovacionaron y ya “encarrerados”, también le echaron porras y Muñoz Ledo no pudo evitar la emoción.

*** ¿Y qué le pasó al “superhéroe” del gabinete de la llamada cuarta transformación?, ¿qué es eso de echarse para atrás? Esto porque el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, pospuso para mejor ocasión la probable, -muy poco, por cierto-, extradición de Patrick Crusius, autor de la matanza de El Paso, Texas. Según el canciller, porque autoridades de Estados Unidos continúan con el proceso en su contra, para fincarle cargos. ¿Será éste un revés para el titular de la SRE?

*** “Las calificadoras miden con otros parámetros la economía, por eso dicen que están mal. A los neoliberales les obsesionan las cifras, por ejemplo el dato de crecimiento económico, y a mí no me dice mucho eso… sencillamente son visiones diferentes. Yo ya no quiero nada con el neoliberalismo porque resultó ese modelo un rotundo fracaso, ahora necesitamos el período del posneoliberalismo”. Estos son parte de los argumentos de los que echó mano López Obrador para tratar de disimular su malestar porque el Banco de México recortó aún más su pronóstico de crecimiento porque en su informe trimestral, el INEGI, “el crecimiento del PIB en el segundo trimestre fue menor a lo previsto, lo que indica una debilidad más profunda de los componentes de la demanda interna a lo estimado con anterioridad, así como de ajustes a la baja en el crecimiento esperado a lo largo del horizonte de pronóstico para la producción industrial en Estados Unidos y en la plataforma de producción petrolera». Así, ¿cómo pueden ser los mexicanos felices, felices, felices?

morcora@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: