Compartir

Además de todos sus errores, ahora los mexicanos hemos venido a comprobar que Andrés Manuel López Obrador es un presidente contradictorio y eso quedó demostrado en la gira que realizó el Ejecutivo por Guanajuato, entidad gobernada por el panista Diego Sinhué Rodríguez, donde inauguró un cuartel de la Guardia Nacional.

Antes, en Jalisco, no dejó de causar gran sorpresa y en algunos casos, gran decepción, cuando el presidente dijo: “Tenemos que ser respetuosos de los derechos humanos. Los delincuentes son seres humanos que merecen nuestro respeto y el uso de la fuerza tiene límites, básicamente es para la legítima defensa”. Aquí la pregunta es: ¿cómo es posible que López Obrador llame a respetar los derechos de quienes violentan y agreden a otros seres humanos y en la mayoría de los casos, no respetan sus vidas?

Ya lo dice la sabiduría, el respeto se gana y se empieza por la calidad moral, algo que esta llamada cuarta transformación soslaya y ahí está como ejemplo el “Culiacanazo”, de octubre pasado, cuando Ovidio Guzmán fue liberado luego de las amenazas del hijo de Joaquín “el Chapo” Guzmán. Tres meses después, los flamantes funcionarios de la actual administración, se hicieron “ojo de hormiga” para que Ovidio fuera el invitado de honor en la boda de su hermana, Griselda Guadalupe Guzmán, que contrajo nupcias con Edgar Cázares, sobrino de  señora Cázares, mejor conocida como la “Emperatriz del Narco”.

En otro ejemplo, ayer,  en la Ciudad de México, causó gran indignación el feminicidio de una menor que no había sido identificada, en la alcaldía de Tláhuac. ¿Tenemos que respetar, señor presidente, los derechos humanos de esos asesinos?

Ya en Guanajuato, el tabasqueño, -según él-, envió un rotundo mensaje  a los delincuentes: “A los que se dedican a las actividades delictivas, que se escuche bien, que se escuche lejos, no se va a permitir la delincuencia, ya no es el tiempo de antes, ya no es de que yo puedo hacer y deshacer, porque tengo influencias y voy a comprar a Ministerio Público, a comprar a jueces y me van a sacar de la cárcel, ya no va a ser así, vamos limpiando de corrupción al Gobierno”.

No, efectivamente ya no se necesita comprar al ministerio público, el propio gobierno se encarga de liberar sin mayor trámite a los delincuentes. Cuestión de revisar el revuelto expediente de Oscar Andrés Flores, mejor conocidos como “el Lunares”, líder de la Unión Tepito y preguntarle al “sobrino favorito”, el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, que en el pasado reciente liberara ni más ni menos, en una mera casualidad, a cerca de 30 integrantes de dicho grupo delictivo, y si seguimos la lógica lópezobradorista, respetarles sus derechos humanos y para eso están sus incondicionales que siguen a pie juntillas sus instrucciones, sin chistar y sin cuestionarlo. ¡Qué tal!  

MUNICIONES

*** Y hablando de los derechos humanos y desafortunadamente, de feminicidios, éste último, tema que le molesta muchísimo tocar al presidente López Obrador, pues allá en su partido, Morena, se dan claros ejemplos de aquellos que no respetan a las mujeres. Ahí está que Azael Santiago Chepi, diputado de la CDMX, morenista, que luego de haber estado un rato en la Primera Asamblea de Legisladores, aburrido, optó por irse a una cantina con tal de no escuchar la participación ni de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ni de la jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. El salón donde se llevó a cabo tan destacado evento, por cierto, se empezó a vaciar, pero el caso es que Santiago Chepi, exlíder de la CNTE en Oaxaca, prefirió la botana cantinera porque ya hacía hambre y no conforme con ello, empezó a tocar a la mesera, cuando ella se acercaba a su mesa a atenderlo a él  y al resto de los destacadísimos morenistas que lo acompañaban, ¿y el discurso feminista donde quedó?, ¡pues en la basura!

*** Cada vez queda más claro que una cosa es que el gobierno lópezobradorista tenga por costumbre echarle la culpa de todo a la corrupción del pasado y otra que sí encuentre pruebas y desvíos y que alimente eficazmente su narrativa sobre el pasado. Es claro que quien le acaba de regalar una carambola de tres bandas fue el ex director del INFONAVIT David Penchyna Grub, quien aparecería como responsable de haber pagado indebidamente una suma millonaria de dinero a una empresa a cambio de la cancelación de un contrato. El lunes pasado apareció el Fiscal General de la República Alejandro Gertz Manero con un cheque por dos mil millones de pesos que recuperó justamente de esa operación. Además de alimentar su discurso anticorrupción y los señalamientos sobre el pasado, esa suma le sirvió para justificar el monto que gastarán en la supuesta rifa del avión presidencial, en la que se entregará dinero a los ganadores, pero sin comprometer la polémica aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana. Penchyna de inmediato intentó maniobrar para hacer creer que la operación indebida se realizó durante el periodo del hoy Gobernador de Oaxaca Alejandro Murat al frente del INFONAVIT. Pero pronto quedó claro —por un simple asunto de fechas— que él es quien tiene responsabilidad.

*** La discusión en el Parlamento Abierto del Senado sobre Subcontratación o outsourcing, además de ser un triunfo del frente Todos Contra Napoleón Gómez Urrutia (TUCONAP), al no aprobarse que se equiparara con delincuencia organizada a las empresas que recurrieran a esta forma de empleo, marca la pauta para que los legisladores escuchen a todos los sectores involucrados en las iniciativas de ley. La serie de propuestas de modificación a la iniciativa original provocará que mañana se discutan  en el pleno las recomendaciones de empresarios, organizaciones sindicales, empresas de outsourcing entre otros, a fin seleccionar aquellas que enriquezcan la iniciativa original y se lleve a comisiones para nueva discusión y adecuación del texto original. Para los empresarios e industriales, más que nuevas leyes lo que importa es la aplicación correcta de las ya existentes, además de una coordinación efectiva entre los tres niveles de gobierno. En el caso de la autoridad, va a ser determinante el padrón real de empresas bajo este régimen, a fin de detectar a las que no cumplen, pero no criminalizar a las que están dentro de la ley. Lo planteado en el Parlamento Abierto sobre Subcontratación será discutido en el pleno para adecuar e incorporar los puntos de vista de quienes expresaron desacuerdo o hicieron recomendaciones para enriquecer la propuesta inicial de Gómez Urrutia. Para el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, las expresiones y propuestas del Parlamento Abierto son vinculantes y reflejan que esta modalidad tiene gran sentido para incidir en el dictamen final, en este caso, de la subcontratación o outsourcing.

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen