Compartir

No hubo poder humano que convenciera a Medina Mora

Total, que no hubo poder humano que convenciera al ahora exministro Eduardo Medina Mora para explicar las razones que tuvo para presentar su renuncia a la Suprema Corte de Justicia de la Nación con carácter de irrevocable y definitiva, cuando, -como se recordará-, aún le faltaban 11 años para dejar esa importante posición.

Así como antes fue misterio y tensión lo que se vivió en la Corte, así también en el Senado de la República se siguió imponiendo el halo de misterio en torno a la salida de Medina Mora. En el salón de sesiones de esa instancia legislativa, a la bancada de Morena le urgía ya aprobar la renuncia, mientras que por lo que respecta a la fracción parlamentaria del PAN, si bien anunciaron que también votarían a favor, insistieron en que el exembajador de México en el Reino Unido y en Estados Unidos, debía romper el silencio y explicar cuáles eran esos motivos tan graves que lo obligaban a renunciar.

Incluso, el senador panista, Erandi Bermúdez,  urgió a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a transparentar la investigación en contra de Medina Mora,  están a favor de la transparencia, la legalidad y la rendición de cuentas “y apelando a esa congruencia que se exige para este tema, pedimos congruencia y que se informen las razones de la renuncia”.

Bermúdez subrayó que es importante dar cumplimiento al mandato ciudadano de terminar con la corrupción, con la impunidad y con el “sospechosismo”, que se da cuando la transparencia y la legalidad se ven vulneradas.

Finalmente, por 111 votos a favor, tres en contra y cinco abstenciones y sin una prolongada discusión de por medio, la Cámara Alta avaló la renuncia, pero antes, los integrantes de la bancada que coordina Ricardo Monreal, podría decirse que “hicieron leña del árbol caído”, ya que a lo largo de 20 intervenciones, se dieron a la tarea de cuestionar las razones por las cuales Medina Mora se había ido ocultándose de todos.

Y ya que estamos en esto de especular, bien podría no ser una casualidad que curiosamente, el mismo día en que el Juez, Juan Carlos Guzmán, revocara la suspensión definitiva en contra de uno de los amparos que impedirían la construcción del Aeropuerto “General Felipe Angeles”, dándole la razón a la Secretaría de la Defensa Nacional, que alegó que Santa Lucía tenía instalaciones estratégicas, por lo que la suspensión definitiva, -en caso de haberse dado-, “pone en peligro la defensa, integridad y soberanía del país por no permitir el despliegue de tropas para atender la seguridad Nacional”, la SCJN tuviera una vacante.

En este punto hay que aclarar que la obra no puede iniciar hasta que no se resuelvan el resto de las suspensiones definitivas, así que lo más recomendable, sería que el presidente López Obrador no eche las “campanas al vuelo”, como lo hizo ayer en su gustadísima conferencia de prensa mañanera, haciendo gala de los ahorros de esta obra y de que en tan solo dos años, ya estaría en operación dicha terminal aérea que por lo demás, no resolverá los muchos problemas que nuestro país tiene en la materia entre otras razones, a la fecha, Santa Lucía no cuenta con todos los permisos y requisitos, indispensables para arrancar.

En fin, el caso es que el colectivo #NoMasDerroches  y México contra la corrupción, que encabeza Claudio X. González, solicitaron precisamente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, atraer el litigio contra el Aeropuerto de Santa Lucía para finalmente, resolver el tema.

Obvio es que en la actual coyuntura, al presidente Andrés Manuel López Obrador, le viene “como anillo al dedo” la oportunidad de prácticamente, adueñarse de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues está a punto de enviar la terna, -se dice que de puras mujeres-, para suplir a Medina Mora y, contra todo lo que pueda argumentar la oposición en el sentido de que debe ser un magistrado, o magistrada que sea imparcial y tome su distancia con respecto al Ejecutivo, lo más probable es que el tabasqueño haga caso omiso de ello, para nombrar un ministro a modo, de tal suerte, que cuando el expediente del Aeropuerto de Santa Lucía llegue al máximo Tribunal del país, de manera anticipada esté resuelto a favor, desde luego de lo que se ha considerado como un capricho presidencial.

MUNCIONES

*** Entre los argumentos que dio el expresidente Felipe Calderón para haber cancelado su visita al Tecnológico de Monterrey, está que en su gestión, se cometieron errores garrafales en su guerra contra la inseguridad y la delincuencia. Sin embargo, llama poderosamente la atención que el exmandatario, haya insistido tanto en mandar un mensaje al presidente López Obrador; se quiere reunir con él para conversarle su experiencia como expresidente de México, no obstante, lo ve muy, pero muy difícil, pues no desconoce el odio que le tiene el tabasqueño y como ejemplo está que desde que llegó a Palacio Nacional, se ha dedicado a destruir todo lo que huela a calderonismo, ya sea malo o bueno. El expresidente panista juzgó a la actual administración de pretensiosa y arrogante porque por lo pronto, la llamada cuarta transformación, ha sido una cuarta etapa, pero del PRI. Lo único bueno a sus ojos, es que se haya aumentado el ingreso a las familias más pobres, “ojalá y le salga”, dice el michoacano que no aspira a ningún cargo de elección popular si se concreta el proyecto de él y su esposa, Margarita Zavala del partido México Libre.

*** Será Rosario Ibarra de Piedra, luchadora social de larga y reconocida trayectoria, quien reciba la medalla “Belisario Domínguez” en una resolución que aprobó el Senado de la República por unanimidad. La presidenta de la Cámara Alta, Mónica Fernández Balboa, indicó que se trata de “un justo reconocimiento por su lucha y activismo por cuatro décadas en favor de los presos, desaparecidos y exiliados”.

*** Resulta que Monica García Villegas, exdirectora de la escuela primaria “Enrique Rébsamen, había solicitado enfrentar su proceso en libertad, cuestión que afortunadamente le denegó el Sexto Tribunal Colegiado en Materia Penal de la CDMX. Esta actitud de “miss Moni” es una desvergüenza; al parecer, no recuerda que está acusada de homicidio culposo, “gracias” a que construyó una mansión encima de su plantel escolar.

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen