Compartir

Vaya horrible momento viven los operadores logísticos que INSABI de Juan Ferrer contrató para distribuir la fallida compra de medicamentos que contrató con la UNOPS de Grete Faremo: enfrentan engorrosos trámites y un desorden burocrático monumental (la versión más común aquel elefante reumático) para entregar insumos para la salud, gastan sus propios recursos para hacer lo que se pueda… pero no les pagan desde hace un año, los amagan con demandas judiciales y, de remate, ya se plantea sustituirlos con equipo y personal del ejército al m

ando de Crescencio Sandoval.

En septiembre pasado, tanto la industria farmacéutica agrupada en CANIFARMA que encabeza Miguel Lombera y la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos Médicos que encabeza Rubén Hernández, enviaron sendas cartas al INSABI y a Jorge Alcocer, nominalmente secretario de salud, para exponer los problemas que enfrentan para la entrega de los medicamentos y material del salud y que básicamente se condensan en la carencia de una norma, de un estándar, así sea un vulgar machote que homologue los procedimientos con que cada institución pública participó en la fragmentada compra consolidada operada por los pibes UNOPS que dirige Giuseppe Mancinelli: cada instituto de salud estatal, que sí el ISSSTE, que sí los hospitales de especialidades, que en cada delegación del INSABI tienen su propia manera de solicitar, registrar y recibir compras.

Y en esta versión hospitalaria de “cada quién mata piojos a su modo”, se presentan situaciones surreales. Vaya, es común que el operador logístico tenga que imprimir miles de copias fotostáticas “de urgencia” porqué se deben dejar una copia de entrega hasta para los enfermeros de guardia; las unidades de reparto tienen que regresar con la carga a los almacenes por que “faltó la forma x” exigida en alguna clínica e incluso por que los medicamentos que requieren una red en frío llega a clínicas u hospitales donde no hay una hilera.

Los operadores logísticos privados al servicio gubernamental son CINSA, Arcar de Agustín Padilla y Vantage de Jesús Garrido. Sería más surreal si además de sancionar a estas firmas, el INSABI también castigase a la paraestatal Birmex -de Pedro Zenteno– por no distribuir correctamente en el Valle de México.

Pero ya los van a multar por no cumplir un servicio que no les han pagado y que resulta deficiente en casi 80% por el desorden burocrático de INSABI. Y cómo no lo saben hacer, pues esa tarea pasaría a las fuerzas armadas.

Se fumaron a Herrera.

El sus últimos días de trabajo como secretario de hacienda, tal vez por las prisas, Arturo Herrera, suscribió un acuerdo Publicado en el Diario Oficial publicado pasado que prohibía la importación de dispositivos electrónicos para consumir tabaco… excepto los Calentadores de Tabaco que, curiosamente sólo importaba la tabacalera Philip Morris que aquí dirige Andzej Dabrowski. Aquí se lo informamos el 20 de agosto pasado. El asunto llegó a la Mañanera, donde Andrés Manuel López Obrador aclaró que a pregunta expresa que se revisaría ese extraño y favoritista acuerdo oficial… y se cumplió: a finales de octubre se emitió el decreto en que se prohibían todos los dispositivos electrónicos, parejo calentadores y vapeadores. Pero, sin embargo, ¡oh sorpresa!, apareció una gorda y bien nutrida iniciativa de 632

ley el pasado 23 de noviembre para modificar la Ley de Impuestos de Importación y de Exportación (con una modificación directa lo establecido por la Organización Internacional de Aduanas) propuesta por el morenista Carlos Noriega (amigo cercanísimo de Alfonso Romo) y la verde Ana Laura Huerta en el que se prohíben todos los dispositivos electrónicos para fumar… pero, en la página 542 libera la importación de los calentadores de tabaco que sólo produce Phillip Morris en contradicción de la orden presidencial. Esto, por supuesto tiene múltiples aristas que alcanzan incluso la Secretaría de Economía a cargo de Tatiana Clouthier.

Yucatán y las mujeres

La violencia contra las mujeres es inaceptable en todo lugar y momento. Y empoderarlas empieza por la seguridad y el empleo. De ahí que resulte meritorio el esfuerzo del gobierno de Mauricio Vila para contar un gabinete paritario con el que se desarrolla políticas públicas con equidad de género. Por ejemplo, ayer se constituyó el Instituto Municipal de la Mujer en los 106 municipios de Yucatán cuya prioridad es prevenir la violencia contra las mujeres; además se acordó con el Infonavit, que dirige Carlos Martínez, canalizar mayores recursos para que las mujeres policías puedan adquirir viviendas dígnas.

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano

Redimensionar imagen