Compartir

Oportunismo de Ana Gabriela Guevara

El oportunismo que se ha dado en esta llamada cuarta transformación, es, sin duda, digno de comentarse y la que dio fehaciente muestra de ello fue, ni más ni menos que Ana Gabriela Guevara, directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), quien quiso lucirse y ayer, en la gustada conferencia de prensa matutina, le hizo entrega al presidente Andrés Manuel López Obrador de una medalla conmemorativa, -se supone, una réplica de las que se entregaron en los Juegos Panamericanos de Perú-,  en agradecimiento al apoyo que anunció para los deportistas que integraron delegación mexicana que participó en dichos juegos; como si el Ejecutivo hubiera subido al podio, como si hubiera ganado alguna competencia, pero ¿cuál habría podido ganar?

Porque lo cierto es que antes de que iniciara esta justa deportiva, los competidores mexicanos tuvieron nulo apoyo por parte de la presidencia de la República, lo que se vio reflejado en que en la inauguración de los Juegos Panamericanos, tuvieron que desfilar en pants porque el gobierno argumentó que no había dinero para el atuendo acostumbrado.

También, la Guevara se la pasaba quejándose del “cochinero”, -por no llamarlo como la titular de la Conade lo describió-, que encontró en dicha Comisión en la que por cierto, ella tendría que dar una que otra explicación, ya que nunca se aclaró las presuntas contrataciones que ella habría hecho para tener a sus amigas trabajando para ella con buenos sueldos, mientras que las tijeras fueron sobre los deportistas.

Ahora nada más falta que la exatleta olímpica diga que como trataron tan mal no solo a los 40 deportistas que participaron en los Juegos Panamericanos pasándolos por prácticamente el “austericidio” dejándoles de pagar las becas, se crecieron al castigo y por eso consiguieron esa cantidad de medallas.

Por cierto, hay que recordar que desde el año de 1955, México no había acumulado tal cantidad de medallas en unos Juegos Panamericanos y desde luego, ni tardo ni perezoso, de eso el presidente no le echó la culpa al pasado. Desde su visión muy personal, el tabasqueño supone que eso es logro de su administración. ¡Sí, cómo no!, y luego la titular de la Conade “echándole porras a su jefe” y entregándole una medalla que decía que AMLO es parte de este gran logro. No, pues sí y lo peor es que el tabasqueño se la creyó.

Como coinciden los especialistas en la materia, el evento que presidió la titular de la CONADE, fue un acto sumamente forzado en el que Guevara, todavía se “aventó” a decirle al presidente: “quiero entregarle esta medalla en nombre de toda la selección nacional, Presidente, en agradecimiento de este esfuerzo que hace por apoyar económicamente al equipo y entusiasmarlos, porque fue una gran noticia”.

Acto seguido, López Obrador agradeció al empresario Carlos Bremer por haber comprado la residencia que fuera del empresario de origen chino, Zhenli Ye Gon, que se subastó el fin de semana pasado.

Por su parte, Bremer argumentó que con esta compra, trató de apoyar en la medida de sus alcances en este caso, a los deportistas mexicanos, misión en la que lleva 20 años y al mismo tiempo, está pensando en la forma de cómo recuperará una parte del dinero para seguir invirtiendo en las buenas causas.

Desde Monterrey Nuevo León, Bremer subastó por teléfono y estaba pujando con otros cinco grupos. “No podemos ‘pichicatear’ de ahí cuando es una cosa que beneficia a los deportistas… era una oportunidad de vida que me estaban dando para competir”, señaló el también participante en el programa de televisión “Nadando con Tiburones” y que promociona a boxeadores de la talla de Saúl “el Canelo” Alvarez y el peso completo mexicano, Andy Ruiz.

Agregó Bremer que hasta el momento no tiene idea qué hacer con la casa de Sierra Madre 525, sin embargo vecinos de aquellos rumbos que encabeza Trinidad Belaunzarán, ya le advirtieron que no permitirán que el empresario, por ejemplo, quisiera poner en ese sitió su Fundación, ya que el uso de suelo que tiene la propiedad es habitacional, así que, ¿Bremer se habrá metido en un problema?  

MUNICIONES

***  Alejandro Moreno Cárdenas obtuvo un contundente triunfo en la elección interna del PRI con el 80 por ciento de los votos y efectivamente, se ve mal que la otra competidora, Ivonne Ortega, se dedique a anunciar que va a impugnar dicho proceso interno, ¿qué acaso no vio el amplio margen con el que perdió? El reto ya lo tiene frente a sí Alito y seguramente lo superará. El gobernador campechano con licencia ya informó que seguriá trabajando de manera permanente en convocar a la unidad del partido en el que caben todos, “hay espacio para todos, ahora lo que sigue es que concrete un partido fuerte una oposición técnicamente útil y socialmente responsable”, subrayó Moreno Cárdenas. Mañana concluirá el conteo que le otorga a Alejandro Moreno la victoria.

*** Sobre el caso de la controvertida “Ley Bonilla”, el dirigente de la Coparmex en Mexicali, Ernesto Elorduy Blackaller, estimó que el Congreso está promoviendo una acción dilatoria para no publicar dicha ley y con ello, conseguir cubrir con una “cortina de humo” el tema y así se perdiera, con eso de que “el tiempo todo lo cura”. Elorduy informó que el organismo empresarial presentará además un amparo para que regrese la tranquilidad al Estado. “Hay que pelear que el Estado de derecho valga, porque así como promueven para ampliar, en teoría también podrían promover que se reduzca (la administración de Jaime Bonilla), y a nivel nacional”,

*** Rosario Robles Berlanga llegó a una segunda ardua jornada dijo que estaba para demostrar su inocencia y confiaba plenamente en el poder Judicial; agregó que estaba ahí “con las faldas bien puestas, tomando al toro por los cuernos”, sin embargo, pese a que la extitular de Sedesol y Sedatu, fue muy contundente en sus palabras y sonreía, cierto temor asomó a sus ojos, ¿será porque el odio del presidente hacia ella es inconmensurable?

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen