Compartir

La pandemia y la menor movilidad que significó la caída de las actividades económicas en 2020, tuvo como consecuencia una caída de los índices delictivos, incluyendo el asalto al auto transporte de carga -tanto el catalogado de fuero común como federal- en 29.3% en los primeros 5 meses de ese año (al inició de la emergencia sanitaria) respecto a 2019; sin embargo, los datos de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga que encabeza José Ramón Medrano, revelan el consistente aumento de esos delitos en casi 3% en los primeros 5 meses de 2022 respecto al mismo período de 2021.

Si bien los operativos de vigilancia efectuados por las policías estatales y la Guardia Nacional, ésta a cargo de Luis Rodríguez Bucio, y servicios se seguridad privada contribuyen en atajar un crecimiento mas acelerado, no son pocos los 5,290 robos registrados entre enero y mayo del año en curso. De hecho, el robo de mercancías en tránsito es la segunda preocupación tanto de empresas estadounidenses asentadas en México y de formas nacionales según la más reciente encuesta de seguridad efectuada por la American Chambers of Commerce of Mexico principal que preside Vladimiro Mora.

De hecho, el mayor componente de los robos (67%) son los de fuero común, y de ellos el mayor y preocupante suceso es el asalto con violencia que representó a mayo 87% de los delitos del fuero común, arriba del 82% que representó en 2018.

Es decir, la violencia ya es el modus operandi favorito de los delincuentes que, conforme los datos procesados por CANACAR se concentra en los tramos; a) Libramiento Sur de Celaya, Autopista Salamanca Celaya y Pénjamo – Irapuato – Guanajuato; b) en Carretera Orizaba – Veracruz, Carretera La Antigua-Veracruz-Sayula de Alemán y Autopista Córdoba –Veracruz; c) la autopista México-Querétaro y Querétaro-Celaya. Ello hace que el 93.3% de esos delitos se concentren en 10 entidades como Estado de México, Puebla, Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Querétaro, Veracruz, Hidalgo, San Luís Potosí y Tlaxcala.

Y los productos favoritos de los asaltantes son alimentos y abarrotes (16.51%), materiales de construcción (8.1%) y un largo catálogo de productos (72%) que van desde hidrocarburo, productos de limpieza, medicamentos y material de curación, ropa y calzado, cartón, plástico y químicos.

En todo esto no hay abrazos.

Propuesta de Tren Turix, ámbito federal

Pues la oferta no solicitada que hace un año presentó exitosamente TM Sourcing, al mando de Adolfo González, al gobierno de Mauricio Vila para ejecutar el Tren Mérida-Puerto Progreso (Turix), acaba de pasar al campo de decisiones del gobierno federal, ya sea la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes a cargo de Jorge Argánis o Tren Maya a cargo de Javier May. El proyecto, valuado en 32 mil millones de pesos, incluye una ruta de 120 kilómetros entre el Aeropuerto Internacional de Mérida y la Terminal Portuaria de Progreso para el transporte de carga y pasajeros con locomotoras a diésel. Veremos cual es la decisión federal de quién será la autoridad a cargo… y su articulación probablemente para efectuarse después del 2024.

Lo dicho, era para ICA

Aquí se lo anticipamos a finales de mayo pasado: ICA del multimillonario David Martínez, empresa favorita del régimen, ganaría la construcción del Puente Nichupté en Cancún. Y antier lo ganó con un contrato de 5,571 millones de pesos. Lo pudo ganar por que le quitaron de en medio a su principal contrincante, INDI de Manuel Muñozcano que ofreció el mejor precio en la primera licitación pero que fue descalificada luego de “encontrarle” puntos y comas en su oferta técnica; acto seguido se declaró desierta la licitación y luego se armó un concurso de invitación restringida a la que ya no convidaron a INDI. A ese cadalso -perdón, concurso- fueron Mota Engil que lleva Joao Parreira, la Peninsular de Carlos Hank González y Calzada de Alejandro Calzada que, obvio, perdieron.

@mfloresarellano

mflores37@yahoo.es

A %d blogueros les gusta esto: