Compartir

La forma como el gobierno de Andrés Manuel López Obrador administra y comunica el tema del coronavirus, desde la aparición de primer caso confirmado en México, está generando desconcierto en distintos ámbitos políticos y sociales del país.

Iniciando por el área más involucrada, la Secretaría de Salud, el subsecretario Hugo López-Gatell (por cierto, ¿dónde está el Secretario de Salud, Jorge Alcocer..?) ha insistido en llamar a la calma y se esfuerza en minimizarlos riesgos, alcances y gravedad del coronavirus.

La forma casi ordinaria en que el gobierno de AMLO ha abordando la emergencia por el fenómeno del coronavirus, contrasta con las estrategias emergentes de contención, atención y tratamiento implementadas desde China hasta Italia, pasando por España, Francia, Estados Unidos, Irán, Colombia, donde aún no habrían casos confirmados, pero ya implementaron estrategias para contener hasta donde sea posible su entrada y expansión.

Los contrastes en las actitudes de México ante el coronavirus no solo se captan más allá de las fronteras nacionales, sino que en diversos estados se produjeron reacciones diferentes a las del gobierno de López Obrador. Por ejemplo, en el Senado de la República, decidieron cancelar todo tipo de foros, consultas y actividades, dejando solo a salvo las reuniones del Pleno para coadyuvar a que el coronavirus no se propague tan fácilmente.

En la Cámara de Diputados, del asombro se ha pasado a la preocupación por la actitud que ya muchos están considerado como “indolencia” del gobierno de AMLO ante los riesgos de la pandemia. “Mientras en Europa implementan estrictos controles en los aeropuertos, se cancelan espectáculos y reuniones masivos, se cierran museos, etc., aquí el subsecretario López-Gatell asegura que no hay motivos para ninguna emergencia, porque los síntomas del coronavirus se curan solos, como cualquier gripe común… Esperemos que no se trate de una negligencia monumental”, advierten diputados.

El colmo de la descoordinación que alimenta las preocupaciones en todos los grupos parlamentarios en San Lázaro, fue el desplante de López-Gatell, quien desdeñó de forma displicente la propuesta de Mario Delgado, el coordinador de la bancada de MORENA, para cambiar la Ley de Ingresos y en su lugar crear un fondo de 25 mil millones de pesos que permitan enfrentar la emergencia del coronavirus. El subsecretario de salud dijo que no, que gracias, pero que no se necesitan esos recursos por la sencilla razón de que no hay emergencia…

Fuentes de MORENA en San Lázaro previenen que, de cualquier forma, se deberá crear el fondo para la emergencia si entendemos y atendemos la ruta de acción que ya opera en otros países que ya combaten la pandemia con medidas de emergencia; esto, consideran, obliga al Gobierno Mexicano a blindar del contagio a toda la ciudadanía y de apoyar el esfuerzo internacional que ya entró en acción para afrontar y derrotar a la catástrofe.

“Se necesita implementar filtros y controles estrictos, con tecnología y personal calificado, en aeropuertos, hospitales y todo espacio donde se reúnen grandes multitudes.., aunque López-Gatell no quiera” previnieron diputados de la oposición. 

Internet, m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

-Blog: leopoldomendivil.com

Redimensionar imagen