Compartir

El empresario Bosco de la Vega Valladolid, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, reiteró ayer que la convocatoria que hiciera el presidente Andrés Manuel López Obrador para “pasar la charola” a alrededor de cien empresarios en Palacio Nacional, había sido la cena más cara de su vida y eso que nada más fue un tamal de chipilín por cabeza, pero eso sí, la IP no puede quejarse tanto porque el “show” ofrecido por el Ejecutivo fue sin cover. El tabasqueño e dio a la tarea, -durante el tiempo que duró el encuentro-, de “dorarles la píldora” a los hombres del dinero y aunque estuvieron presentes niños y niñas gritones de la Lotería Nacional simulando la rifa del avión presidencial, la IP optó por intentar convencerse sobre que el Ejecutivo les había pedido su amable cooperación para fondear la compra de instrumental y equipo médico.

No obstante, a la salida, no faltaron aquellos empresarios que se retiraron sin mediar palabra alguna y con caras largas, ya que el fondo del asunto es que su amable cooperación no será deducible de impuestos en lo que sin duda implica una medida más de ese austericidio que es una de las principales ocurrencias del Ejecutivo.

Y se subraya, ocurrencia, porque el presidente utiliza la forma más arcaica para recolectar dinero, esto es, un evento de caridad, porque López Obrador, flanqueado en la mesa principal por la empresaria María Asunción Aramburuzabala  y Carlos Slim, desde luego que les “recetó” el respectivo sermón a los hombres del dinero. Nada más faltó que el tabasqueño les repartiera su tan efímera e irrisoria Cartilla Moral, que en esta administración, ha servido para nada y para nada.

Sin duda lo que pasó el miércoles en Palacio Nacional, es muy grave porque estamos ante la manifestación de un poder presidencial que rasa en el autoritarismo para algo muy efímero, porque definitivamente, las cuentas no salen. Primero, Alejandro Gertz entrega un cheque al presidente por dos mil millones de pesos, un dinero que, aseguran los especialistas, no es de la presidencia de la República, sino del Infonavit, porque el titular de la FGR no tiene facultades para haber hecho lo que hizo.

Pero bueno, en esta llamada cuarta transformación, el jefe del Ejecutivo busca recursos afanosamente, cuyo destino final nunca se sabe. ¿Por qué será que después de la cena, el Banco de México, recortó 25 puntos base a 7 por ciento su tasa de interés e informó que la inflación general anual aumentó de 2.97% a 3.24 por ciento, entre noviembre de 2019 a enero de este año? Ambos son signos contundentes de que la economía mexicana está estancada.

Los propios empresarios que el pasado miércoles se dieron cita en Palacio Nacional, reconocieron que su sector no la está pasando nada, entre otras razones, porque hay problemas en las cuotas del IMSS, mientras cada día que pasa, son más evidentes las fallas del tan llevado y traído INSABI

MUNICIONES

*** Y por cierto, no se ha reparado en el delicioso chocolate tabasqueño que se sirvió en la tamaliza con los empresarios en Palacio Nacional. Pues obviamente fue marca “Rocío”, propiedad de los hijos del ciudadano presidente. Todo para el vencedor, ¿o no?

*** La subcontratación o sistema de outsourcing no es mala en sí, sino la operación de más de 14 mil empresas, detectadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social en este mecanismo que tan sólo en 2019, dañaron a los trabajadores, a los empleadores y a las instituciones, al no pagar sus cuotas patronales y proporcionar seguridad social a sus empleados. Durante el Parlamento Abierto en materia de Subcontratación o Outsourcing, celebrado en el Senado de la República, el acuerdo entre servidores públicos, empresarios, trabajadores y organizaciones dedicadas a esta actividad, fue que no es necesario crear nueva legislación, sino aplicar la ley existente y que haya coordinación entre autoridades, que se genere un censo de empresas que no cumplen y que se proceda para regularlas o sancionarlas. De esto modo se evitarán prácticas fraudulentas como la evasión que se detectó en el IMSS en el 2019, del orden de 21 mil millones de pesos o la defraudación fiscal al SAT por 324 mil millones anuales, a partir de las factureras u operaciones de lavado de dinero. Para algunos participantes en dicho Parlamento Abierto, la subcontratación ilegal representa una competencia desleal para las empresas que sí cumplen con sus obligaciones y actúan conforme a la legislación laboral. Por esta razón se plantea no sólo la revisión del marco legal, sino una coordinación efectiva entre la Secretaría del Trabajo, el IMSS, la Procuraduría Fiscal, el SAT, la Unidad de Inteligencia Financiera y el INFONAVIT, esto con el objetivo de tener un registro de las empresas que no cumplen y se proceda contra ellas.

*** Sobre el mismo tema, la larga jornada de ayer de Parlamento Abierto, en el Senado de la República, con el amplio y complejo tema del outsourcing o subcontratación, no resultó en balde. Las voces de trabajadores, empresarios y académicos fueron escuchadas de tal forma que muchas de las aportaciones han sido tomadas en cuenta para que el dictamen, anteriormente aprobado, se adecue a lo expresado en las cinco mesas abiertas. Así lo manifestó Ricardo Monreal Ávila, líder de la bancada de Morena, quien comprometió a su fracción paralamentaria a incorporar diversos conceptos y puntos de vista ayer externados. Monreal Ávila explicó que se ha hablado con los promotores de la iniciativa –específicamente, el senador Napoleón Gómez Urrutia—y quienes votaron por el dictamen para que se recuperen propuestas y expresiones, externadas durante el Parlamento Abierto, para incluirlas en el dictamen final y sean aprobadas en el Pleno. Para el legislador zacatecano el ejercicio de ayer, en las diversas mesas, fue rico y debe ser considerado y reflejarse en el dictamen final. En otro tema, los reporteros de la fuente lo entrevistaron minutos antes de ingresar al salón del Pleno, sobre la detención de Emilio Lozoya, en España, a lo que respondió el legislador zacatecano que no se trata ya de ninguna “cortina de humo”, ni de chivo expiatorio, “es una demanda ciudadana de tres o cuatro años atrás”. Confió en que se dé a conocer todo y que la caja de pandora “sea abierta”.

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen