Compartir

La primera visita de obra que hizo el nuevo titular de la SCT, Jorge Arganis, fue el Tren México-Toluca para iniciar el traspaso de la coordinación del proyecto al gobierno capitalino de Claudia Sheinbaum y cuyo costo adicional en el Tramo III -de Santa Fe a Observatorio- es de casi 10 mil millones de pesos que saldrán del presupuesto federal y no del bolsillo del contratista -CAABSA- como aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Así es: el Tramo III se completará con fondos públicos, no de la empresa de Luis Mauricio Amodio que ejecutarán las obras adicionales que incluyen una nueva estación (Vasco de Quiroga, en Tacubaya), puentes atirantados y un túnel falso. La coordinación directa recaerá en el Sistema de Transporte Colectivo Metro que dirige Florencia Serranía.

CAABSA se dice lista para reiniciar los trabajos tan pronto se retire la suspensión de obras que estableció en 2019 la SCT de Javier Jiménez Espriú, aunque existen tres grandes incógnitas a resolver: a) la negociación con los vecinos de Tacubaya que se oponen a la obra; b) que en tiempos de austericidio haya dinero suficiente pues en 2020 sólo se le inyectaron 400 millones de pesos al proyecto en el Tramo III; c) que se concluya la obra en dos años.

¡Hagan sus apuestas!

GAFI revisa
El reloj corre contra el Congreso de la Unión para la aprobación de las reformas legales para mejorar el combate al lavado de dinero; esto ante la ya próxima recalificación en esta materia para nuestro país por parte del Grupo de Acción Financiera Internacional que preside Marcus Pleyer. De acuerdo con los tiempos de evaluación, septiembre es el mes límite para aprobar los cambios impulsados por la UIF de Santiago Nieto; entre los que se encuentra la adopción de mecanismos para aplicar la extinción de dominio a los recursos asegurados y no reclamados, así como la vigilancia más estricta en la operación de fideicomisos. De no lograrse la aprobación de estas reformas y, en consecuencia, una mejor nota en la evaluación, la confianza de los inversionistas en el país podría afectarse nuevamente de manera considerable.    

Zanfer, pelea limpia

Los 18 boxeadores mexicanos en el Salón Internacional de la Fama son la inspiración para cientos de jóvenes que, desde los barrios pobres, buscan destacar a nivel mundial al combinar puños con talento. En ese contexto Zanfer Promociones, de Fernando Beltrán, es ya una de las principales plataformas para impulsar a tales jóvenes, pues además de tener en su historial el mayor número de peleas organizadas en territorio nacional, con más peleas de campeonato mundial que el resto de las firmas de su nicho, también estableció estrictos protocolos de sanidad para que el box volviera a operar en la CDMX tras contingencia por Covid-19. El empresario, además de promover el box, crea condiciones que aseguren salvaguardar la salud de los deportistas desde el traslado, ceremonias de pesaje y durante el mismo encuentro en esta nueva normalidad.

El faraón y la Cortina de Azúcar

Los refrescos y alimentos industrializados están en la picota de los culpables de provocar los decesos por Covid19. Su acusador más furibundo es el subsecretario de Salud Hugo López Gatell que ayer festinó el Fascismo Alimentario que impuso la mayoría parlamentaria de Morena en Oaxaca. El funcionario dice que la obesidad hace a los mexicanos especialmente vulnerables a la enfermedad que ya costó 50 mil vidas en el país… lo cual es una mentira redonda para ocultar el mal manejo de la pandemia: sólo 25% de los fallecidos eran obesos y sólo 37% diabetes según los mismos datos oficiales. Y un país como Egipto, con una tasa de prevalencia de diabetes superior a la de México (15.6% frente a 10.4% conforme la OMS), la mortandad por Covid19 es de 45 personas por millón y México es de 339 por millón.

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano

Redimensionar imagen