Compartir

Ricardo Monreal fue claro y parco: la vida del partido, Morena, el mismo al que contribuyó a su fundación, debe democratizarse. No le pueden apostar a levantar una encuesta y sacarse de la chistera al candidato presidencial. Con  el actual dirigente de ese partido Mario Delgado tuvieron que levantar tres muestreos, pues aseguran que los número no le favorecían al actual líder.

 Y, congruente, pero sobre todo, valiente y determinado, el líder de Morena en el Senado, no se amedrentó con el mensaje presidencial de que la encuesta es el método idóneo para elegir al candidato presidencial de Morena para 2024. Para el de Zacatecas, la mejor opción es instrumentar métodos transparentes. Simplemente debe imponerse la democracia simple.

  Monreal, como aspirante a ser el elegido como candidato en 2024 para continuar con el cambio de paradigma en el gobierno, también celebró las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador en el sentido que no tiene “preferidos o preferidas” para sucederlo, porque, dijo ello brinda certeza a la militancia para que, en su momento, sean libres de emitir su opinión y voto.

Empero, Monreal Ávila reconoció que la voz de AMLO tiene gran peso, y por eso nunca se confrontará con él, pero consideró que sólo a través de métodos más transparentes y que dejen conformes a los aspirantes se garantiza la unidad y la cohesión en cualquier instituto político. 

Monreal, quien también encabeza el órgano de gobierno que da equilibrio a la Cámara alta, aclaró que seguirá luchando en Morena porque está seguro de que, a “la buena” y sin generar ninguna crispación va a ganar la candidatura presidencial y en este sentido, se pronunció por ahuyentar cualquier riesgo de ruptura por el proceso de sucesión presidencial al interior de Morena.

“Es importante no dividirnos, llamar a la cohesión y llamar a la unidad”, reiteró. el zacatecano aprovechó el pasado fin de semana para asistir a los informes de sus compañeras senadoras morenistas Marybel Villegas —aspirante a la gubernatura de Quintana Roo— y de Antares Vázquez Alatorre y Malú Mícher Camarena, precandidatas a la gubernatura de Guanajuato.

Para apoyar y lanzar abiertamente la candidatura de Villegas, Monreal llegó acompañado por los senadores: María Antonia Cárdenas, de Jalisco; Nestora Salgado, de Guerrero, Eduardo Ramírez, de Chiapas; Eli Cervantes, de San Luis Potosí; Gerardo Novelo, de Baja California; Salomón Jara, de Oaxaca; José Ramón Enríquez, de Durango; y Pedro Haces, suplente del senador Germán Martínez, y líder de CATEM.

+++

Al igual que todos los gobernadores que han tomado posesión de la administración de Chihuahua, de Sonora de San Luis Potosí de Nayarit, entre otros, Layda Sansores, Gobernadora de Campeche, aseguró que la situación financiera de algunos municipios de la entidad es crítica debido a que las administraciones salientes se llevaron hasta el último peso.

La morenista explicó que el Gobierno a su cargo sí está en  podrá cubrir los salarios de la burocracia estatal, al cierre de 2021. En Michoacán y en Nayarit, los gobernadores simplemente dicen que no tienen para cubrir la nómina.

Sin embargo, refirió que algunos municipios carecen de liquidez,

«Sí cuidó el Gobierno saliente dejar para los trabajadores del Gobierno estatal, pero no se preocuparon porque también se diera la institucionalidad de municipios, aun cuando eran del mismo partido (PRI), se llevaron hasta el último peso entonces sí nos dejaron una situación muy crítica», dijo.

+++

Solamente una semana después de que Silvano Aureoles Conejo dejó la administración de Michoacán, el gobierno federal decidió emprender el rescate del estado, copado por los grupos delincuenciales y la desidia de sus autoridades.

  Silvano fue uno más de los malos gobernantes que ha tenido dicha entidad, salpicada de políticos corruptos que se enredan con los cárteles que operan allí y que actúan con total impunidad.

No es el peor gobernante que ha tenido Michoacán en los últimos años, aunque sí dejó una estela de problemas que será difícil que el gobierno federal pueda resolverlos a la brevedad.

Silvano fue un gobernante acostumbrado a la lisonja, a la fiesta y a hacer lo que le placiera, sin freno de ninguna clase.

Sus arrebatos son ampliamente conocidos y lo mismo le gustaba invitar a las actrices de moda que a todo tipo de personajes que le dieran lucidez a sus eventos.

Bueno para la fiesta y para no cumplir con sus atribuciones, el estado se volvió cada vez más complejo, al irse rezagando los asuntos que le competían.

Diversas zonas del estado se convirtieron en tierra de disputa, sea por los cárteles delincuenciales o por los sindicatos o grupos sociales que demandaban solución a sus problemas.

+++

ubaldodiazmartin@hotmail.com

udiaz9021@gmail.com

hombresdelpoder.com

Redimensionar imagen