Compartir

Desde el más alto estrado de la nación se busca que la palabra sea realidad: que la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos que encabeza Grete Faremo organice un operativo humanitario -como en Zimbabue, Afganistán, Kosovo o la alta Amazonia- para salvar a México del desabasto de medicamentos e insumos médicos… ignorando que, por humanitaria que resulte esa organización, suele cobrar 4% sobre el valor de las adquisiciones que realiza.

Sí lo dicho por el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprasen 90 mil millones de pesos de esos bienes, el pago por el servicio a la UNOPS es de 3,600 millones de pesos, o sea 20% más de lo que se espera obtener por la rifa del avión presidencial. Pero suponiendo que por el sólo volumen le hagan un descuentito al INSABI de Juan Ferrer, la UNOPS corre el riesgo de indigestión: en 2019 realizó adquisiciones internacionales por 18 mil millones de pesos, es decir sólo una quinta parte de las compras que busca México.

Con los cambios a la Ley Federa de Compras, Arrendamientos y Servicios que sin problema aprobó la bancada de Morena que encabeza Mario Delgado en la Cámara de Diputados, se abre paso a los Acuerdos Marco y asignaciones directas incluso internacional, omitiendo el marco de acuerdos comerciales como el TMEC, a través de la Oficialía Mayor de Hacienda a cargo de Thalía Lagunes. El primer objetivo -que no es el único- es el farmacéutico, acusando a laboratorios y distribuidores de corrupción, adulteración de producto y sobreprecios.

Pago por Adela

No es miel sobre hojuelas: conforme al manual de adquisiciones de la UNOPS que aquí representa Fabrizio Feliciani, toda compra a partir de 25 mil dólares debe pagarse por anticipado y/o dejar garantía bancaria irrevocable. Bueno, sí hoy existen rezagos de pago a proveedores nacionales hasta 120 días en las compras directas que ha hecho la Oficialía Mayor durante la pandemia, resultaría increíble se pagaran de sopetón casi 4 mil millones de dólares o dejar algo en garantía.

Ciertamente nadie es perfecto y en esa organización hay caso documentados de corrupción (en Perú y Brasil), pero hay un problema aún mayor: la UNOPS hace entregas Free On Board, ya sea en puertos, frontera y aeropuerto, y la distribución corre a cargo del cliente… y si llega una medicina caduca, que no cumple con la eficacia terapéutica o sin instrucciones en español, la nueva Distribuidora Mexicana deberá iniciar el proceso de reclamo hacia algún laboratorio en Pakistán o India.

Pero como ya se aprobaron las modificaciones a esa Ley, pues que comiencen las compras del hambre.

Maya corrige a Coparmex

El líder empresarial Gustavo de Hoyos se fue de boca cuando afirmó que la gran mayoría de las contrataciones públicas en este gobierno han sido por asignación directa o por invitación restringida, incluyendo el Tren Maya… siendo esto último una falsedad. Fonatur que dirige Rogelio Jiménez Pons tuvo que aclarar al empresario que el 97% del presupuesto del Tren Maya se ha ejecutado en 4 licitaciones públicas (38.4 mil millones de pesos); que 12 asignaciones directas captan sólo 1.5% del presupuesto, 0.6% en invitación restringida y  0.9% en 5 convenios de colaboración… y que el tramo 4 Mérida-Cancún es el desdoblamiento de la concesión a ICA de Guadalupe Phillips. Hay que enterarse.

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano

Redimensionar imagen