Compartir

Ya en este espacio te he platicado sobre la reacción del gobierno chino ante el brote del Coronavirus de Wuhan, no es una simple acción sanitaria; se aprecia excesiva preocupación. Y, la mortandad no es para menos. Más de 110 personas han muerto y son casi 5 mil infectados en el mundo; no se sabe de recuperación total de los enfermos.

Independientemente de la afectación económica que ha provocado pérdidas al gobierno chino por más de 25 mil millones de dólares y el freno de uno de los pilares de la manufactura industrial, especialmente en automóviles y acero, además del cierre de centros turísticos como Disneylandia, 2,500 restaurantes McDonald’s, cierre del 80% de las tiendas de Shanghái, entre otros importantes negocios, el sector salud chino se prepara para enfrentar la pandemia.

Pero, ¿por qué están tan preocupados en China? En 2017, el gobierno de ese país construyó un laboratorio en Wuhan que trabaja con potentes patógenos desde hace 3 años para combatirlos. Uno de esos es el Coronavirus de Wuhan.

Hace dos años, científicos estadounidenses expresaban su preocupación por la creación, precisamente en Wuhan, de un laboratorio de investigación de virus potencialmente peligrosos. En un artículo, se señalaba el riesgo de que gérmenes letales escapasen de esa instalación, que funciona en medio de un gran hermetismo oficial y en una localización secreta. El nivel de seguridad de ese laboratorio es extremo; estudia el SARS y el Ébola. Sin embargo, ese laboratorio se localiza a unos cuantos kilómetros del mercado que se considera el origen del coronavirus y en donde se venden alimentos exóticos como el caldo de murciélago. 

Aunque se trata de un laboratorio P4, con el nivel más alto de bioseguridad del mundo. “La prevención y el control de un virus no tiene fronteras, y China se comprometen activamente en la responsabilidad global de proteger la seguridad de la salud pública”, dijo hace tres años el director de P4, Yuan Zhiming, aunque científicos occidentales creen que la instalación de un laboratorio con patógenos muy peligros en Wuhan es riesgoso, como apareció en un artículo de la revista Nature.

¿Se habrá fugado ese virus de ese laboratorio y los chinos conocen perfectamente el potencial peligro del mismo, por lo que crean medidas extremas para evitar una pandemia mundial?

Además, por lo que dijo ayer el subsecretario de Salud, Hugo López, que es inminente que llegue el virus a México, la pregunta obligada es: ¿Qué estamos haciendo para prepararnos? ¿Construiremos en una semana un hospital para atender a mil personas como en China? No se rían; es una pregunta seria. No tenemos ni un laboratorio de diagnóstico rápido.

PODEROSOS CABALLEROS: El ex secretario de Salud federal, José Narro, afirmó que en México es prácticamente imposible brindar servicios de salud en todos los niveles, a toda la población sin acceso a seguridad social ni de manera gratuita, ya que para ello, se requerirían recursos millonarios con los que no se cuenta. Al acudir a la reunión plenaria de los diputados federales del PRD, en la Cámara de Diputados, reconoció que en el seguro popular se presentaron casos de corrupción. Los dos temas son ciertos. Suena un paraíso el tener salud gratuita. Sin embargo, hay dos caminos: que los servicios sean de pésima calidad por la falta de recursos o que simplemente se trate de un discurso ficción del Presidente López Obrador. Por cierto, en el caso de Instituto Nacional de Neurología, no quieren dar servicios gratuitos por un contrato con una empresa. Pues que se liquide y se den servicios gratis. Así de fácil. *** Y, ya que estamos en el tema de AMLO, en su mañanera, presentó el billete de Lotería que promoverá la rifa del avión presidencial. Busca atraer 3 mil millones de pesos con la venta de 6 millones de billetes de 500 pesos cada uno. Van a ajustar la ley para rifar en la Lotería el avión en la Lotería y el aspecto de los impuestos. Quien se gane ese avión tendría que pagar 750 millones de pesos de impuestos, aproximadamente. Una locura, pues.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: Marisela Agua Valencia, gerente del área de Responsabilidad Social de Toks, anunció un programa llamado “JugueToks”, que se desarrolla en beneficio de grupos vulnerables y en 2020 se enfocó a atender a adultos mayores en asilo. Relató que se les lleva un pastel y una amenidad musical para así salir de lo monótono y tener un día diferente, haciéndole sentirse parte de una familia.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”, 102.5 FM

mvsnoticias.com 

poderydinero.mx 

vsb@poderydinero.mx 

@vsanchezbanos

Redimensionar imagen