Compartir

Si la base del trabajo de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) es desarrollar modelos de riesgo para prevenir el lavado de dinero y evitar el financiamiento al terrorismo, algo no está bien.

La unidad administrativa al frente de Santiago Nieto Castillo recolecta, ordena, clasifica información financiera obtenida de otras fuentes oficiales como Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV); el Servicio de Administración Tributaria (SAT); la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

Para darnos una idea del nivel de chamba en la UIF, al año recibe 9.8 millones reportes del sistema financiero por actividades relevantes cada una por más de 7 mil 500 dólares; más de 590 mil reportes  de operaciones inusuales, donde se aportan los perfiles transaccionales de clientes y además recibe más de 5 millones 200 mil avisos del sector no financiero.

A partir de ese mundo de información, la entidad dependiente de la Secretaria de Hacienda de Arturo Herrera debe detectar ciertos parámetros  e indicadores que les permitan calificar una conducta o un reporte que haya sido recibido como algo relevante.

Por eso desarrolla modelos de riesgo, ¿y por qué cuestionamos si son de riesgo o no? Porque la posibilidad de fallo es enorme, basta ver la ruta del llamado operativo “Agave Azul”, donde cada día se suman más amparos concedidos por la justicia federal en los incluidos en esa lista.

Eso explica por qué funcionarios, instituciones públicas, personas físicas y morales han comenzado a recuperar sus cuentas, ya que fueron incluidos en una lista producto de un modelo elaborado desde un escritorio hurgando entre millones de reportes. En otras palabras, faltan tiros de precisión.

La ruta del dinero

El gigante mexicano de la ferretería y plomería de alta especialidad, Contact, de Grupo Duvar, que dirige Pablo Uranga Orozco, continúa en la búsqueda de fórmulas distintas que hagan frente a la adversidad derivada de la pandemia por el COVID-19. Recientemente anunció el lanzamiento de Ferreterías Contact como parte de su estrategia para hacer crecer su mercado.  Ahora, haciendo alusión a su slogan “El pegamento que une al mundo”, en alianza con la Alcaldesa de Naucalpan, Paty Durán, solicitaron al prestigiado artista mexicano Javier Malo, la elaboración de una escultura monumental que evoque la resignificación del valor del contacto. La obra de arte ya fue instalada en la Presidencia Municipal para su exhibición y posteriormente se hará lo propio en Plaza Satélite. A través del arte, Contact busca conectar con la gente a través de un mensaje reflexivo de dar valor a todo aquello que nos hace más humanos mediante este proyecto que, cabe señalar, fue liderado por la secretaria de Cultura de Naucalpan, Abigail Martínez Salas…El oro sigue como refugio de los inversionistas ante el COVID-19 y la onza del metal amarillo ya se ubica en mil 900 dólares, muy cerca de su nivel histórico.

Redimensionar imagen