Compartir

La senadora Marybel Villegas Canché respaldó la denuncia por violencia política de género que realizó la alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete, en contra del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González. 

En conferencia de prensa, explicó que la actual presidenta municipal de esa localidad, participó en el pasado proceso electoral para reelegirse en el cargo, pero enfrentó una serie de irregularidades.   

Por su parte, Laura Beristáin, quien compitiera por Morena, detalló que se realizó un fraude en todo el municipio, acompañado de acciones de autoritarismo, represión y violencia política de género, orquestadas por el gobierno del estado. 

Denunció que ella, su familia e integrantes del movimiento han sido víctimas de persecución, toda vez que “gente armada nos ha seguido las 24 horas del día sin justificación, las autoridades fabricaron faltas administrativas y penales contra gente de partido, incluso, allanaron mi domicilio”. 

La candidata y actual alcaldesa de Solidaridad afirmó que tienen todas las denuncias y han seguido la vía jurídica que le instruyó la Secretaría de Gobernación, con lo cual, dijo, “se comprueba el gran fraude que se está llevando a cabo, el gobernador hizo todo lo que no hace un demócrata”.  

“Repudiamos los actos de violencia, no los vamos a tolerar, no los vamos a permitir, vamos a seguir trabajando hasta que se esclarezcan los hechos, la elección en solidaridad debe limpiarse”, concluyó.  

Por su parte, la exsenadora Luz María Beristain Navarrete aseguró que tanto ella como su familia son perseguidos políticos del gobernador Carlos Joaquín y responsabilizó al Procurador, a la policía local, a la Vicefiscal y al titular del Ejecutivo estatal si algo les sucede. 

Señaló que su hermana Laura es la obsesión del Gobernador, del Procurador y de quien dirige la Policía estatal. “Se siguen violentando los derechos humanos de las mujeres en la entidad, “¿son claros eventos de misoginia absoluta”, sostuvo. 

Por todo esto, dijo, estamos aquí, para que nuestro tema sea visible a nivel nacional, porque la democracia avanzó en otros municipios, pero no en Solidaridad. “No nos vamos a prestar para que a través de amenazas consigan lo que quieren, porque sería traicionar a la democracia”, concluyó.  

Redimensionar imagen