Compartir

En México, sólo cuatro de cada 10 policías han obtenido el Certificado Único Policial, el cual consiste en la evaluación de control de confianza, de competencias básicas o profesionales, para el desempeño y la formación inicial.

Así lo reveló el senador por Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, al presentar ante la Comisión Permanente una propuesta para punto de acuerdo, en donde solicita que se exhorte a los gobiernos de las entidades federativas, para que apuren la certificación de competencias laborales del personal policial, a través de los Centros de Evaluación y Control de Confianza.

Detalló que sólo 13 estados de la República superan el promedio nacional de entrega de CUP, lo cual equivale al 46.3 por ciento de uniformados con ese aval. Un ejemplo es Nuevo León, en donde el 52 por ciento de la policía cuenta con el certificado en mención.

Reveló que durante 2019, los delitos del fuero común se incrementaron en 5 por ciento respecto al año anterior, sumando un millón 860 mil 962 delitos. Eso representa 155 mil ilícitos cada mes, con un promedio de más de cinco mil al día.

En cuanto a los delitos del fuero federal hubo una baja. En 2019 disminuyó el 11 por ciento respecto al año anterior. No obstante, los registros siguen siendo alarmantes, con un total de 91 mil 841 ilícitos federales. El promedio de cada mes fue de 7 mil 500 delitos de este tipo.

El legislador afirma en el documento, que con el incremento en la inseguridad, se pone en evidencia la incapacidad del Estado para garantizar la seguridad a la población.

Los lineamientos para conceder el CUP, fueron dados a conocer en el Diario Oficial de la Federación en septiembre de 2016, en el marco de los acuerdos del Consejo Nacional de Seguridad Pública, de agosto del mismo año.

La propuesta de punto de acuerdo es analizada por la Primera Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente.

Redimensionar imagen