Compartir

Por Lourdes Aguilar./

El gobierno de la 4T celebró en la Plaza de Santa Catarina, los 177 años del fallecimiento de Leona Vicario (10 de abril, 1789-21 de agosto, 1842), una de las impulsoras más destacadas de la Guerra de Independencia de México, donde Claudia Sheinbaum dedico el próximo año a este personaje histórico.

Tras develar la placa una placa conmemorativa de los 177 años del fallecimiento de Leona Vicario, por considerarla como la primera mujer periodista que existe en México.

En la ceremonia cívica fue encabezada por la doctora, y esposa del presidente Andrés Manuel López Obador, calificó la labor de Leona Vicario, fue digna de ensalzar, porque logró enviar mensajes de valor, por 11 años para que México llevará a cabo la lucha por la independencia de México.

Destacó que este personaje se ha convertido en ejemplo de las mujeres que siempre están activas y en busca de la mejores caminos, como ejemplo de lucha por la patria el amor que se le debe tener a nuestra nación.

En su participación Olga Sánchez Cordero secretaria de gobernación, externó su admiración a este personaje, y dijo que muchas mujeres debemos seguir su ejemplo.

El programa, en el que se rindió honores a la Bandera y se entonó el Himno Nacional, fue musicalizado con el vals Sobre las olas, del compositor mexicano Juventino Rosas, interpretado por la Banda de Música de la Secretaría de Cultura capitalina. Asimismo, se colocó una ofrenda floral y los funcionarios conformarán una guardia de honor.

María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador, mejor conocida como Leona Vicario, nació el 10 de abril de 1789 en la capital de la Nueva España. Apoyó la lucha independentista al convertirse en canal de comunicación entre insurgentes y sus familias, y es considerada la primera mujer periodista de México.

Durante breve tiempo estuvo comprometida con Octaviano Obregón, militar y abogado que formó parte del movimiento autonomista encabezado por el virrey José de Iturrigaray, forzado a emigrar a España tras ser descubierto su activismo. Así pudo Leona conocer la lucha por la autonomía de la Nueva España y unirse junto con su esposo Andrés Quintana Roo al grupo secreto Los Guadalupes del movimiento insurgente.

Los últimos años de su vida transcurrieron en la antigua calle de Los Sepulcros de Santo Domingo (hoy República de Brasil), donde murió a los 53 años el 21 de agosto de 1842. El Congreso de la Unión le concedió el título honorífico de Benemérita y Dulcísima Madre de la Patria a Vicario, cuyos restos reposan en el mausoleo al pie de la Columna de la Independencia.

A %d blogueros les gusta esto: