Compartir

POR VIRGINIA PEREZ SOUZA/ FOTO FRANCISCO GEMINIANO

El Presidente Andrés Manuel López Obrador firmo acuerdos con tres instituciones bancarias  para fortalecer las finanzas de Pemex, a un plazo de 5 años por 8 mil millones de dolares.

Destacó que Pemex es una empresa fundamental y estratégica y por ello se ampliará el fondo revolvente que se pondrá a disposición de la paraestatal.

Dijo que ya existía un acuerdo en este sentido pero ahora el fondo se amplía; estaba a tres años y se amplía a 5 años.

El monto disponible será de 8 mil millones de dólares y también se reduce la tasa de interés.

Aclaró López Obrador que no se trata de contratar deuda es lo que Pemex tenía ya considerado y se tiene el compromiso de que no va aumentar la deuda pública.

Dijo que este fondo se utilizará si es necesario de acuerdo a las circunstancias, «por si las moscas».Esto demuestra la confianza que hay en el gobierno, dijo , que los bancos estén dando su confianza.

El Presidente destacó que seguirá apoyando a Pemex no sólo haciéndose cargo de su deuda fino también con una política fiscal favorable para Pemex.Agregó que no se permitirá la corrupción, por que ningún país funciona con esta.

El director de Pemex, Octavio Romero  explicó que la firma de la carta compromiso con tres instituciones financieras, son  para la renovación y refinanciamiento de sus líneas de crédito comprometidas con vencimiento hacia finales de 2019 y principios de 2020.

Destacó que esta operación no constituye deuda nueva para Pemex. El acuerdo logrado con la banca internacional tras casi cinco meses de negociación, permite el refinanciamiento de deuda hasta por un monto de 2,500 millones de dólares y la renovación de dos líneas de crédito revolvente hasta por un monto total de 5,500 millones de dólares.

Este acuerdo se sitúa como la operación bancaria más grande de una empresa de energía en Latinoamérica, así como la operación bancaria más grande en la historia de Petróleos Mexicanos.

Destacó que la renovación, de estos créditos bancarios, es parte fundamental de la estrategia financiera de Pemex  ya que garantizan la liquidez y fortalecen la posición financiera de la empresa.

De igual forma, le permite a Pemex continuar con el manejo prudente de sus finanzas, cumpliendo con su compromiso de no incrementar la deuda y forma parte de la estrategia de fortalecimiento que ha diseñado el Gobierno de la República.

Explicó que este incentivo fiscal permitirá reducir el monto del pago por concepto del Derecho por Utilidad Compartida y significará una reducción de por lo menos 30 mil millones de pesos hacia el final del ejercicio fiscal del presente año.

Esta disminución de la carga fiscal liberará recursos que podrán ser utilizados por Pemex para incrementar la inversión en exploración y producción, así como para mejorar su balance fiscal.

El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard  destacó que esta operación, que es una de las más grandes que se ha dado en la historia, está liderada por tres de las instituciones financieras más importantes a nivel global: HSBC, JP Morgan y Mizuho Security.

Sostuvo que el convenio es una muy buena noticia porque es el avance del plan de negocios de Petróleos Mexicanos y del gobierno de la República para apuntalar y acelerar el crecimiento económico de México.

A su vez el Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa sostuvo que el decreto va a permitir a Pemex tener reducciones en su carga tributaria. Van a ser beneficios fiscales que se van a establecer en este decreto.

Agregó que el problema es que “durante mucho tiempo ordeñamos a la vaquita, no quisimos incrementar impuestos de ningún tipo, no quisimos convertir la evaluación y la elusión fiscal y acabamos dependiendo de manera demasiado notable en los recursos provenientes del sector de hidrocarburos y no en los tributarios”.

Y a raíz de esos las cargas fiscales de Pemex se fueron incrementando y en este momento son realmente muy gravosas. Entonces, poco a poco se va a ir desgravando a Pemex, no desgravando, es decir, va a pagar impuestos como cualquier otra, pero los derechos extras poco a poco se van a ir reduciendo a lo largo del tiempo.

CONFIANZA DE BANQUEROS

Nuno Matos de Macedo, CEO de HSBC México  externó su confianza de que las medidas que está tomando la actual administración serán, sin lugar a dudas, para mejorar la operación y estructura financiera de Pemex y del sector energético.

Reconoció las acciones y compromiso absoluto del gobierno federal hacia el fortalecimiento de este sector y de su principal empresa, Petróleos Mexicanos.

Gracias a esto esperamos una amplia participación de bancos nacionales e internacionales durante el proceso de sindicación, dijo.

A su vez, Felipe García-Moreno Rodríguez, Presidente y Director General de J.P. MORGAN México:

reconoció el compromiso absoluto que ha mostrado López Obrador alrededor de Pemex y en conjunto con los esfuerzos de todo su gabinete, lo cual nos da una gran confianza para entrar en esta operación crediticia.

“Nos da mucho gusto ser parte de este crédito, que será el más grande en la historia de Pemex, y así seguir apoyando a Pemex y a México para promover la inversión, el empleo y el crecimiento en nuestro país”, dijo.

Gerald Rizzieri, Presidente y CEO De Mizuho Securities confió en que esta transacción, que es de gran importancia, confirme el amplio respaldo de la comunidad de bancos e instituciones financieras para la más importante empresa y sector de México.

Destacó que México es un socio clave estratégico y es una prioridad de primer orden para todos nosotros y estamos comprometidos para participar en esta exitosa transacción que va a impactar muy positivamente la salud financiera y los prospectos futuros para Petróleos Mexicanos.

Redimensionar imagen