Compartir

Por Lourdes Aguilar y Virginia Pérez/ Foto Francisco Geminiano

El presidente Andrés Manuel López Obrador denunció que los corruptos que tenían concentrado la construcción del aeropuerto en Lago de Texcoco, tenían acaparado el manejo de la construcción y no se resignan a que ya no irá el nuevo aeropuerto y que son ellos los que están atorando Santa Lucía.

Denunció que ante su resistencia usan hasta dones y son personas que están vigilando para ver si se están llevando a cabo la construcción.

Redimensionar imagen