Compartir

Por Lourdes Aguilar

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), denunció que la destitución del Magistrado Jorge Arturo Camero Ocampo, “evidencian y confirman la presión ejercida por el Gobierno Federal, para comenzar la obra de Santa Lucía.

Por ello, pidió de manera enérgica a la Suprema Corte de Justicia de la Nación se sirva atraer la resolución del resto de los recursos de revisión interpuestos por el Ejecutivo en contra de la orden de suspensión de obras en Santa Lucía que se encuentran pendientes de resolución para lograr que sean resueltos de manera imparcial y con estricto apego a Derecho.

Gustavo de Hoyos, presidente del organismo empresarial, destacó “Hoy más que nunca la independencia del Poder Judicial de la Federación y el principio de división de poderes son indispensables para la preservación del Estado de derecho. Coincidimos con el Presidente de la Suprema Corte en que que el máximo tribunal “no es, ni puede ser, un partido de oposición” pero sí, “el poder”.

Destacó que hasta el momento, es  “el tribunal quien tiene a su cargo el control de la constitucionalidad”, por lo cual apelan a la Suprema Corte para que resuelva con la prontitud y oportunidad indispensables este caso de relevancia nacional.

La Coparmex, también denunció la existencia de inconsistencias, irregularidades e indicios que apuntan a que los magistrados integrantes del Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito encargados de resolver la subsistencia o revocación de las suspensiones judiciales de la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL).

Lo anterior, porque dijo que están siendo objeto de presión por el Gobierno Federal para levantar a la brevedad todas las órdenes de suspensión concedidas tanto por ellos mismos como por distintos jueces de distrito.

En sintonía con ello, el día de ayer, fecha prevista para revisar cuatro suspensiones otorgadas en contra de Santa Lucía, se presentó un impedimento a dos de los tres magistrados integrantes del Décimo Tribunal Colegiado con base en que existen elementos suficientes para afirmar la pérdida de imparcialidad por parte de dichos juzgadores.

El Magistrado que votó en contra fue precisamente Jorge Arturo Camero Ocampo. Un par de horas después, el Presidente del Consejo de la Judicatura Federal anunció en conferencia de prensa la suspensión del cargo de dicho Magistrado con base en “inconsistencias graves en su situación financiera”.

Redimensionar imagen