Compartir

Por Lourdes Aguilar/Foto Francisco Geminiano

El presidente Andrés Manuel López Obrador, considero que la detención de Rosario Robles, es un ejemplo de que en su gobierno no hay impunidad y que se encamina a terminar con la corrupción.

Dijo que el caso de Rosario Robles lleva su trámite legal y que en el caso de que se investiguen a otros servidores públicos lo deberán decidir el juez en turno.

El mandario destacó que será respetuoso en la decisión que tome el poder judicial y que esperara a que se desarrolle el proceso legal.

Se va a decidir si existen implicados pero que “No es Poncio Pilato”, pero no va ingerir en el tema.

Redimensionar imagen