Compartir

Por Lourdes Aguilar/Francisco Geminiano

El Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró el nombramiento de la nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Ibarra Piedra, “se trata de justicia, es una auténtica defensora de derechos humanos, y abre la posibilidad de terminar con la simulación y tener un organismo que se profundice en las investigaciones y deje de ser alcahuete”.


El jefe del Ejecutivo, dijo que la la designación “lo veo bien, es de justicia, porque se trata de una mujer que padece por la desaparición de su hermano, es hija de doña Rosario de Piedra, una de las mujeres que en circunstancias muy difíciles empezaron a buscar a sus hijos.


Afirmó que su designación abre la posibilidad de que la Comisión de Derechos Humanos deje de ser una pantalla, un organismo alcahuete del régimen y se profundice en las investigaciones y se acabe con la impunidad, y dé una respuesta a los familiares de las víctimas.


Sin embargo, argumentó que  es normal, que los conservadores no quieran que esto suceda, porque ellos quisieran tener ahí a gente disciplinada como ha sucedido en el periodo neoliberal. 


Denunció que hasta el momento existen organismo como Instituto de la Transparencia que  representa para el gobierno un gasto de mil millones de pesos, y que hasta el momento no ha resuelto ningún caso.


En este sentido, comentó el caso de Fox, que no dieron ninguna información y que en caso de Odebrecht, argumentaron que era información reservada.


Argumentò que no está planteado la desaparición de este organismo, pero lo que desea es que se termine con las investigaciones superflua, sin que se tengan resultados concretos,  que escondan información.

Redimensionar imagen