Compartir

La nota es que la testigo social Cynthia Valero Sotelo, quién siguió de principio a fin la licitación pública nacional electrónica No. LA-008VST977-E62-2020 para la compra de equipo de laboratorio a 83 centros de acopio de leche de Liconsa, acreditó en julio pasado que el proceso se siguió conforme a derecho y que la empresa ganadora, Turbofin, lo hizo por obtener el mayor puntaje económico-técnico y sin que se detectara favoritismo hacia alguno de los participantes.

El mes pasado existieron una serie de dudas y objeciones sobre los motivos que llevaron a Liconsa, a cargo de Bernardo Fernández, a decidir por Turbofin como su proveedor de equipos esenciales para mejorar la calidad de la leche provista por pequeños productores a fin de procurar un alimento de excelencia a 6 millones de los mexicanos más pobre y, simultáneamente, reducir la importación de leche en polvo con la que se dieron vuelo los administradores de la paraestatal en el sexenio.

Las razones de esa elección fueron documentadas por la testigo social, quién demostró que Turbofin obtuvo 97 de 100 puntos en todo el proceso de calificación. Vaya, conforme a al reporte, inicialmente llegaron16 propuestas pero sólo calificaron al final 4 de ellas: Credifom, Turbofin, Total Leasing y OMG International. Y de ellas, conforme el reporte que la testigo social, no pudieron alcanzar el mínimo de 37.5 puntos en su oferta técnica (de un total de 50 puntos) Credifom, Total Leasing y OMG. Sólo Turbofin presiento una oferta técnicamente solvente con un sistema de laboratorio que permite el registro digital de proveedores para establecer planes específicos para mejora del producto.

La representante de la SFUPU que encabeza Irma Eréndira Sandoval señala que no hubo favoritismo en el concurso que efectuó en Liconsa el Subdirector de Aseguramiento de la Calidad, Rodolfo Mario Terán Rincón, y autorizó el Gerente de Producción, Hugo Buentello Carbonell.

Ahora, lo que se espera conforme al contrato, es que ese equipo de laboratorio coadyube a la mejora económica de los productores y de una mejor alimentación para las personas menos favorecidas.

Acuerdo Semarnat-Sader

La decisión fue salomónica y no hubo bajas en el gabinete como se previó sucedería en la confrontación entre Víctor Manuel Toledo y Victos Villalobos: la manzana de la discordia, la importación del herbicida glifosato, quedó zanjada pues se dejará de usar progresivamente en los próximos 4 años (no entra en los programas de gobierno) a fin de generar una dramática caída en la productividad de la producción industrial. La exigencia del ambientalismo radical era dejar de importarlo de inmediato sin importar consecuencias. Andrés Manuel López Obrador reestableció el equilibrio dentro de sus filas que, ojalá, sea duradero.

Ayuda motorizada

Abundan ideas de políticos para hacer frente a los efectos económicos de la pandemia, pero son pocos los que las llevan a la práctica. Uno de esos pocos es el senador por Yucatán, Carlos Ramírez Marín, quién junto con un grupo de diputados donaron sus salarios para el plan “Para ti-Contigo

Su idea bautizada como “Para ti-Contigo”, para entregar motocicletas a pequeños negocio y comercios y así puedan realizar rápidamente entregas a domicilio. En alianza con una entidad financiera, acopiaron el dinero y entregaron las primeras 23 unidades sin que los beneficiarios padezcan engorrosos trámites amén de pagar enganche. ¿Quién se suma?

Lozano a Toyota

A pesar de todas las dificultades, Toyota refrendó su interés en dar continuidad a sus planes de inversión en México al nombrar como su presidente en México a Luis Lozano. El consejo de administración en Japón, se sabe, se decidió por un mexicano como Lozano por u experiencia en asuntos públicos y legales en el país capaz de adaptar a la empresa al nuevo marco regulatorio de la industria automotriz y cumplimiento del nuevo T-MEC.

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano

.

Redimensionar imagen